[dropcap]M[/dropcap]éxico y Marruecos son los grandes ganadores de los fondos para el clima. Sin embargo, muchos países en desarrollo quedan atrás en la financiación internacional de los nueve fondos climáticos destinados a apoyar proyectos para ayudarles a adaptarse al cambio climático y reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.

Un nuevo índice mundial publicado por el Overseas Development Institute (ODI) revela también que la mitad de los 7.340 millones de dólares aprobados hasta la fecha se concentra en sólo diez países. A pesar de ello, estos nueve fondos multilaterales –creados a través del mecanismo de Naciones Unidas para canalizar recursos hacia los países en desarrollo— son considerados por ODI ‘fundamentales’ en la lucha contra el cambio climático.

lluviascolombia

Mucho camino por recorrer

El informe –que revisa diez años de historia de los fondos— revela que Reino Unido y Estados Unidos son los mayores donantes, mientras que los principales receptores son Marruecos, México y Brasil, países donde las emisiones están creciendo rápidamente. Según el informe, los Fondos para el Clima están ayudando a desarrollar el sector de la energía solar en Marruecos, a ampliar la escala de la utilización de la energía eólica en México, y a reducir la deforestación en Brasil.

«La cuestión es si estamos optimizando el poco dinero disponible. Nuestro informe dice que hay muchos ejemplos de buenas prácticas, pero los fondos tienen que ser mas innovadores, deben tener formas más estandarizadas para medir sus impactos y deben incorporar también las dinámicas de la política local», dijo Smita Nakhooda, autora principal del informe, en un encuentro con periodistas durante la Cumbre del Clima en Lima, Perú.

Entre las recomendaciones, Nakhooda mencionó que hace falta, entre otras cosas:

  1. Más valentía para financiar proyectos por los que no apuesta el sector privado debido a que se perciben como arriesgados. Esto implicaría, por ejemplo, entrar en países con un riesgo soberano alto u otorgar créditos en monedas locales, con más riesgo asociado.
  2. Un enfoque más innovador, más apoyo a la investigación y a la innovación tecnológica, y más capital semilla a las ‘buenas ideas’.
  3. Usar el tipo adecuado de financiación en cada caso a fin de incentivar la inversión al costo más bajo. Se necesita más financiación ‘inteligente’, que maximice los impactos.
  4. Más apoyo a las entidades locales y naciones, a la regulación adecuada y la capacidad institucional. Y generar incentivos adecuados en economías emergentes.

«Una de las lecciones que hemos aprendido de países como México,  Marruecos o Brasil –dijo Nakhooda—es que el liderazgo adecuado y el hacer de la respuesta al cambio climático una prioridad nacional son factores esenciales en el acceso a estos fondos. Si hay un compromiso nacional, el dinero llega».

plantasolarrepublicadominicana1

Algunos éxitos

  • Marruecos ha aumentado a su capacidad de energía solar térmica, y las inversiones de fondos climáticos en la energía solar pueden aumentar la capacidad instalada hasta en un 40%.
  • México ha aumentado masivamente la capacidad instalada de energía renovable, en un sistema energético que anteriormente sólo funciona sobre la base de combustibles fósiles.
  • En Brasil, los tres primeros proyectos financiados por el Fondo de la Amazonia han reforestado cerca de 3.000 hectáreas de tierra, beneficiando a 13.000 personas.
  • En la India, los fondos están financiando la puesta en marcha de un plan de acción nacional sobre el cambio climático: un proyecto que apoyará a los consumidores a comprar cinco millones de ventiladores súper eficientes energéticamente.
  • La financiación aprobada para los programas de adaptación –fundamental para los países en desarrollo—ha aumentado también de 3.8 millones de dólares en 2003 a 286 millones de dólares en 2014.

Pero no todo son buenas noticias. Muchos países vulnerables al cambio climático reciben muy poco dinero, incluyendo estados frágiles afectados por conflictos, como Costa de Marfil y Sudán del Sur, que recibieron menos de 700.000 dólares. Este grupo también incluye varios países altamente vulnerables a los impactos del cambio climático, como Namibia, El Salvador y Guatemala, que recibieron menos de cinco millones de dólares.

Fuente: EFEVERDE, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.