“Detrás de las risas y el entretenimiento está el cautiverio y el maltrato de especies silvestres y exóticas, las cuales muchas veces están en peligro de extinción. Éstas, bien podrían pertenecer a un santuario natural o una reserva para poder perpetuar su existencia, pero en vez de eso están sometidas a recrear al ser humano, siempre bajo condiciones que jamás serán apropiadas para ellas y despojadas completamente de su comportamiento natural”.

Esta es la opinión de Gustavo Saldaña miembro de Ecofauna y uno de los organizadores de la Protesta pacífica contra los circos con animales que se estará llevando a cabo este Sábado 9 de Octubre a partir de las 3:30 pm en el Parque de Ferias San Jacinto vía intercomunal frente a la carpa de un conocido circo internacional que estará ubicado allí.

Maltrato legal

Con relación a la actividad, asegura Saldaña que “La tarea principal es educar, debido a que muy poca gente conoce la realidad detrás de los circos con animales y la idea de levantar la voz es dar inicio a una campaña permanente que haga llegar el mensaje al pueblo y a las autoridades pertinentes para que estos espectáculos no se sigan permitiendo”.

Y es que el abuso a los animales lo define cada circo escogiendo entre someter a los animales a la inanición crónica para debilitarlos, el uso de látigos, electricidad y encierro son sólo algunas de las posibles formas de maltrato.

Continúa Saldaña, “Aquí lo que se pone en juego es la libertad del animal y el despojo de su naturaleza, un circo puede o no realizar maltratos físicos contra los animales que encierra, pero sólo el hecho de mantener este tipo de fauna ya se considera una forma de maltrato realmente grave porque no sólo atenta contra el animal directamente, sino que promueve el tráfico ilegal de especies y la cacería, lo que podría llevar a muchos animales a entrar a la clasificación de especies en extinción”.

La solución está en la educación

Uno de los factores más importantes de concientización radica en hacer el trabajo educativo, llegar a todos los niveles de educación y a los consejos comunales e incluirlos a todos en el tema. Es necesario empezar a cambiar los paradigmas instaurados con respecto al trato a los animales, hacer saber a la gente que esto representa un problema ambiental y moral que a todos nos concierne.

También es fundamental darle apoyo a los colectivos de circos de calle, que no usan animales, y tienen una concepción mucho más artística y cultural. Llegar hasta las autoridades pertinentes como a las distintas alcaldías y a la asamblea nacional para que se prohíban los circos con animales, entre otros espectáculos crueles que también deben acabarse.

La posición que sostienen los movimientos animalistas en nuestro país es que ni en Venezuela, ni en ninguna otra nación debería permitirse este tipo de espectáculos. Hay que dejar atrás muchas tradiciones que no representan la condición humana, minimizándola y convirtiéndonos en una especie cruel; los circos con animales son parte de éstas.

El llamado es para este sábado a el público consciente de Maracay para que participe y demuestre de una forma pacífica su rechazo a a cualquier empresa, tradición o cultura que antente contra la integridad de los animales no humanos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.