La protesta de Extinction Rebellion contra la inacción del gobierno frente al cambio climático interrumpió este jueves el transporte público londinense, pese a que la Policía prohibió al grupo ecologista manifestarse en la ciudad.

La línea de metro Jubilee y el Ferrocarril Ligero de Docklands (DLR), que unen el este de la ciudad con el centro de Londres, se vieron obligados a detener sus servicios durante varios minutos este jueves, después que varios activistas se subieron al techo de los vagones en la hora de mayor afluencia de viajeros.

“No están siendo honestos con el ṕúblico”

En la estación de Canning Town se reportó un incidente cuando algunos pasajeros no esperaron la llegada de la Policía, y arremetieron de forma violenta contra los manifestantes. Según explicó Extinction Rebellion, cuya protesta inició la semana pasada, las acciones de hoy tienen como objetivo causar trastornos económicos en la capital, como parte de su campaña para convencer al gobierno de la necesidad de tomar medidas convincentes contra la emergencia climática y ecológica que se avecina.

“Ustedes tienen el deber de proteger al pueblo británico y no lo están haciendo. Saben a lo que nos enfrentamos, pero no están siendo honestos con el público, sino que están siendo selectivos con la verdad y los plazos”, afirmó el grupo ecologista en un mensaje dirigido a las autoridades.

Además de declarar una emergencia climática, los ambientalistas exigen al gobierno británico que se comprometa a reducir a cero para 2025 las emisiones de gases de carbono causantes del llamado efecto invernadero, y que se constituyan asambleas ciudadanas para trazar las políticas que enfrentarán la amenaza.

Las movilizaciones no se detienen

La Policía Metropolitana de Londres emitió el lunes pasado una orden que prohibía a Extinction Rebellion continuar con sus protestas en Londres, y le ordenó desalojar la plaza Trafalgar y otros lugares céntricos de la ciudad donde acampaban los ambientalistas. Pese a la prohibición y al arresto de más de un millar de personas, entre ellas el líder del Partido Verde Jon Bartley, los manifestantes continúan con sus acciones de desobediencia civil en distintos puntos de la ciudad.

Para la tarde de este jueves, por ejemplo, anunciaron que marcharán desde las inmediaciones del museo Tate hasta Vauxhall, en el sur, de donde ya fueron desalojados por las autoridades. “Nos uniremos como Rebeldes de todas las regiones, y marcharemos esta tarde en solidaridad con los demás países, activistas e indígenas de todo el mundo que enfrentan la represión estatal por protestar contra los sistemas tóxicos de destrucción y ecocidio”, reza la convocatoria.

Extinction Rebellion, que se define como un movimiento pacifista, confirmó además que su protesta, la cual ha encontrado eco en otras ciudades del planeta, continuará durante lo que resta de la semana, a menos que las autoridades escuchen sus demandas.

Solicitan una revisión judicial

Por otra parte, Extinction Rebellion, solicitó este miércoles al Tribunal Superior de Londres una «revisión judicial» al veto impuesto por la policía a sus protestas en la capital. Abogados que representaban al grupo solicitaron en una audiencia en esa corte londinense que la decisión policial se revise judicialmente, argumentando que el veto infringe el derecho de manifestación.

El comisario adjunto de Scotland Yard Laurence Taylor defendió, en declaraciones a medios, que las acciones adoptadas son “completamente legales, completamente proporcionadas dadas las circunstancias” y agregó que los agentes se sienten “muy cómodos” con la posición adoptada. Según la ley, cualquier reunión de más de dos personas vinculadas al grupo se considera ahora “ilegal” en Londres.

Muchos de los manifestantes desafiaron durante la jornada esta prohibición, entre ellos madres con sus bebés o hijos pequeños que acudieron a los actos de protesta previstos en las oficinas de Google y YouTube, así como a la marcha convocada en la plaza de Trafalgar. Hasta la fecha, los agentes han efectuado 1.642 detenciones de activistas y 133 han sido formalmente acusados.

Fuente: Prensa Latina, EFE, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.