Un acuerdo presentado en el tribunal federal entre grupos por la conservación y el Servicio Nacional de Pesca Marina requiere que el gobierno redacte una norma que proteja el hábitat crítico para la tortuga laúd en peligro de extinción para el 15 de noviembre de 2011.

Como se ha propuesto, la norma protegerá las tortugas marinas en partes del área frente a las costas de California, Oregón y Washington. Si se ratifica, representaría el primer hábitat critico de tortuga marina jamás designado en aguas oceánicas frente a la plataforma continental.

Presionan al gobierno

El 5 de enero de 2010, el Servicio de Pesca propuso designar cerca de 70.600 millas cuadradas (45 millón de acres) de aguas oceánicas como hábitat critico para la tortuga laúd, que ha sufrido un acuso descenso en las últimas décadas.

La propuesta respondía a una demanda legal presentada por las organizaciones Center for Biological Diversity, Oceana y la Turtle Island Restauration Network para proteger el hábitat donde se alimenta y migratorio para estas ancestrales tortugas a lo largo de la costa oeste. El 19 de abril de 2011, los grupos por la conservación demandaron al gobierno por su demora en designar el hábitat crítico de la tortuga.

“La tortuga laúd se enfrenta a muchas amenazas en su migración a través del Pacífico, desde la pesca de arrastre a la contaminación pasando por el plástico al cambio climático y la acidificación del océano,” decía Catherine Kilduff, abogada del grupo Center for Biological Diversity.

Refugio seguro

“Proteger las zonas cálidas y ricas en nutrientes frente a la costa oeste y los corredores es crucial para asegurar la supervivencia de la laúd. Las protecciones del hábitat también beneficiarán a otras especies marinas que dependen de las aguas del Pacífico, incluyendo ballenas, tiburones y aves marinas.”

“La tortuga laúd necesita un refugio seguro frente a nuestra costa de la más seria amenaza para su supervivencia: las flotas de pesca industriales que despliegan millas de redes mortales y miles de anzuelos cebados,” decía Todd Steiner, biólogo y director ejecutivo de la Turtle Island Restoration Network.

“El acuerdo presentado obliga al Servicio Nacional de Pesca Marina a tomar una decisión largamente postergada sobre la protección de la laúd del Pacífico cuando está en nuestras aguas,” decía Susan Murray, director sénior Pacífico de Oceana.

La tortuga laúd, la más grande, puede crecer hasta nueve pies de longitud y pesar hasta 1.200 kg. La población de laúd del Pacífico ha descendido en más de un 95% desde la década de los 80; tan solo quedan 2.300 hembras del Pacífico occidental adultas. La especie data de los tiempos de los dinosaurios, habiendo sobrevivido durante 100 millones de años prácticamente inalterada; ahora su especie está en peligro de desaparecer del planeta.

Fuente: oceansentry.org, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.