Proteger a los habitantes nativos del Amazonas y su derecho a las tierras ancestrales es crucial para salvar la selva tropical porque son sus mejores guardianes, dijeron este lunes activistas ambientales. Pero sus derechos a las tierras protegidas están siendo socavados por el gobierno del presidente Jair Bolsonaro, dijeron en un panel en la conferencia Reuters Impact sobre el destino de la selva amazónica.

«Lo que estamos viendo es un ataque a los pueblos indígenas, a sus derechos, sus vidas y territorios», dijo Leila Salazar-López, directora ejecutiva de Amazon Watch. Por su parte, Ginger Cassady, directora ejecutiva de Rainforest Action Network, dijo que las acciones del gobierno de Bolsonaro han seguido aumentando la deforestación al desmantelar las protecciones ambientales a pesar de sus promesas.

Piden que se detenga la expansión de las concesiones petroleras

La deforestación de la Amazonía brasileña ha aumentado drásticamente desde que Bolsonaro asumió el cargo en 2019. Aunque los datos preliminares sugieren que la tala en lo que va del año ha cambiado poco con respecto al año pasado, la destrucción se mantiene en un nivel no visto en Brasil desde 2008.

Después de años de recortes de fondos y congelaciones de contrataciones, Bolsonaro prometió duplicar los recursos para la aplicación de la ley ambiental para combatir la deforestación ilegal en un discurso ante la Asamblea General de la ONU en septiembre. Ambos activistas instaron a los bancos y otros inversionistas a respetar los derechos territoriales indígenas y el consentimiento previo de las comunidades nativas a los proyectos que impactan sus tierras.

Pidieron al sector privado que detenga la expansión de las concesiones petroleras en la Amazonía, la selva tropical más grande del mundo y un baluarte vital contra el cambio climático.

Conflicto con la ganadería y la agricultura intensiva

Salazar-López dijo que se estaban talando bosques intencionalmente para despejar tierras para pastoreo de ganado y plantaciones de soja, mientras que la destrucción de la agencia de asuntos indígenas del gobierno, Funai, bajo Bolsonaro, ha dejado las reservas indígenas desprotegidas y vulnerables a la tala ilegal y los mineros de oro.

«Los pueblos indígenas son los mejores protectores de la selva amazónica y de la biodiversidad de nuestro planeta … porque tienen conexiones espirituales y culturales intrínsecas con la tierra», dijo Salazar-López. «Ellos tienen más que perder y por eso harán cualquier cosa para proteger la tierra, que es todo para ellos», dijo.

Los territorios indígenas, que representan alrededor del 30% de la Amazonía, se encuentran entre las mejores tierras protegidas de la región, y otro 20% son áreas protegidas bajo el cuidado del gobierno federal.

Fuente: https://www.reuters.com/, Agencias


Recibe nuestro boletín de noticias ecológicas todos los días en Telegram a través de este enlace: https://t.me/masverdeperiodico

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.