Un proteccionista de Dioz, una organización animalista polaca realiza recorridos regulares por la Ucrania devastada por la guerra para rescatar a docenas de mascotas abandonadas. Konrad Kuzminski forma parte del personal de un refugio de animales cerca de la frontera entre Polonia y Ucrania que se ha visto inundado de llamadas de ucranianos desesperados que piden ayuda.

Desde el estallido de las hostilidades, Konrad y sus colegas de la organización benéfica de animales Dioz han rescatado a más de 100 perros, gatos, conejos, hámsteres e incluso un camaleón. «Ha habido muchas noticias falsas e historias no corroboradas de que los ucranianos están matando animales abandonados, eso simplemente no es correcto”, asegura Kuzminski.

proteccionista

Una labor heróica

“Hemos estado involucrados en muchas misiones de rescate allí, salvando animales de los que nos han hablado o que han sido llevados a refugios. Muchos de ellos están en mal estado, están enfermos, hambrientos o sufren de fracturas en las extremidades. Recogemos a todos los animales que encontramos y los llevamos a nuestro refugio para que los cuiden».

El refugio en las afueras de Przemysl ha estado trabajando horas extras la última semana con el equipo haciendo una travesía todos los días. Gracias a las facilidades que el gobierno polaco concedió en cuanto al papeleo y permisos, los proteccionistas pueden cruzar la frontera a toda velocidad sin tener que detenerse por mucho tiempo y pueden llevar a los animales rápidamente a su refugio.

El diario británico MailOnline vio a Konrad y su camioneta convertida en ambulancia, en la frontera mientras sacaba a caminar a un pastor alemán que había rescatado de la ciudad ucraniana de Lviv. “Me duele mucho ver a estos animales sufrir y la gente a veces se olvida de las mascotas en tiempos de guerra, lo que supongo que es una consecuencia natural”, aseguró.

“El fin de semana pasado recibí una llamada de un hombre que estaba en Ucrania y dijo que vivía solo pero que tenía un perro y quería que lo cuidáramos porque iba a pelear contra los rusos. Acordamos encontrarnos justo al otro lado de la frontera, y estaba llorando cuando me entregó su perro, pero le dije que lo cuidaríamos y que él podría recogerlo cuando todo esto terminara”.

proteccionista

Casos difíciles

Konrad y sus colegas han estado trabajando las 24 horas durante la última semana e incluso tuvo que pasar la noche en su camioneta porque se había pasado del toque de queda. «Hemos recibido cientos de llamadas para ayudar a las personas con sus mascotas; algunas personas las traen, pero otras no pueden y no quieren abandonar a sus mascotas, así que nos piden que vayamos hasta allá”.

“Nos envían fotos dramáticas de mascotas o animales de personas que han sido encontrados abandonados y tratamos de ayudar tanto como podemos, pero a veces, simplemente no podemos llegar a todos”. En el refugio los veterinarios deben lidiar con muchos casos difíciles. «Algunos de los perros y animales que tenemos están tan débiles y desnutridos que no hay nada que podamos hacer por ellos, es muy angustioso”, explica el Dr. Radoslaw Fedaczynski.

«Hemos visto perros llegar con las costillas a la vista, viviendo en sus heces y psicológicamente muy perturbados». Los animales que reciben un tratamiento exitoso se dan en adopción, pero en otros casos, las familias han pedido que sus mascotas se mantengan a salvo hasta que termine la guerra.

La organización benéfica Dioz trabaja junto con la Fundación ADA y está solicitando donaciones para ayudar a financiar su trabajo a través de su página de Facebook aquí.

Fuente: https://www.dailymail.co.uk/, Agencias

Recibe nuestro boletín de noticias ecológicas todos los días en Telegram a través de este enlace: https://t.me/masverdeperiodico

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.