El número de incendios en Brasil continúa en aumento a pesar de que el Gobierno prohibió el pasado jueves por decreto la quema en todo el territorio, una disposición que la noche del viernes flexibilizó para aplicar solo a la zona amazónica. Durante las primeras 48 horas de vigencia del decreto, los datos satelitales del Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales (INPE) contabilizaron 3.859 nuevos focos de fuego.

Agregó ese reporte que unos 2.000 están concentrados en la región de la Amazonía. Desde enero hasta el 30 de agosto, el país registró 88.816 puntos de incendios, y 51,9% de ellos se activan en la selva tropical, según el INPE. Brasil atraviesa su temporada de sequía. Pero expertos advierten que 2019 ha sido más húmedo que años anteriores, reportó la AFP.

Gesto político tardío

Esa agencia también informó que los especialistas recuerdan que en la Amazonía no se producen incendios de forma natural. Los datos dan cuenta del aumento de la deforestación en la región, que es atribuida al avance descontrolado de madereros y hacendados. Estas acciones de explotación que amenazan zonas de protección ambiental y tierras indígenas.

Las acciones para deforestar se han visto potenciadas por el discurso pro-explotación del presidente de ultraderecha Jair Bolsonaro y su gabinete, advierten activistas ambientales. El mandatario decretó el jueves la prohibición de quemas en campos y forestas por dos meses “para tratar de poner fin a los incendios”. Pero un nuevo decreto publicado la noche del viernes lo restringe a la llamada Amazonía Legal.

“Ese decreto vino muy tarde, es más un gesto político para mostrar que trabaja en la contención de los incendios forestales”, dijo Rodrigo Junqueira, investigador del Instituto Socioambiental (ISA). Bolsonaro, que al principio señaló a las organizaciones no gubernamentales de ser las posibles autoras de incendios, solo reaccionó cuando la comunidad internacional expresó preocupación por la situación de la Amazonía.

El mandatario brasileño autorizó el envío del ejército para ayudar en el combate a los incendios. Se reportó que en medio del combate a las llamas, un grupo de fiscalizadores ambientales sufrió un ataque de parte de personas que realizaban actividades ilegales en la zona.

Fuente: https://elintransigente.com/, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.