El nivel de cesio radiactivo encontrado en el arroz en Japón ha superado los niveles de seguridad, por vez primera tras el terremoto que desencadenó la crisis nuclear de la central de Fukushima.

Se trata de arroz cultivado en un campo situado fuera de la zona de exclusión entorno a la central, en la localidad de Onami, situada a unos 60 kilómetros de la planta, según han confirmado las autoridades japonesas.

Exportaciones afectadas

Las muestras analizadas tenían un tipo de cesio de 630 becquerelios por kilo, mientras que el nivel máximo fijado para los productos alimentarios es de 500 becquerelios. El Gobierno ha bloqueado la comercialización del arroz de Onami, hasta que este sea declarado seguro. La prohibición afecta a 154 explotaciones arroceras, que producen 192 toneladas anuales de arroz, alimento básico en la dieta de los japoneses, que consumen una media de 85 kilos por persona al año.


Este descubrimiento destaca la dificultad de seguir los efectos de la radiación que se ha extendido por el viento y la lluvia y aumenta el temor de los japoneses a que esta se haya extendido a toda la cadena alimenticia. Los gobiernos locales en zonas rurales han fijado centros de prueba para intentar asegurarse de que los productos contaminados no lleguen al mercado.

Por el momento, los efectos de la radiación no han tenido consecuencias graves sobre la salud de los habitantes de la periferia de Fukushima, según el estudio realizado por un grupo de investigadores del departamento de Radiología y Ciencias Biológicas de la Universidad de Hirosaki (Japón). No obstante, afirman que queda por saber el efecto acumulativo de dosis bajas a corto, medio y largo plazo en los seres humanos.

Fuente: Diario El Mundo, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.