Se evalúa proteger nuevos espacios naturales para establecer por completo el corredor ecológico del oso frontino en estados venezolanos de la región andina. Las propuestas surgieron al finalizar el taller Bases para la investigación y monitoreo del oso andino en las áreas naturales protegidas de Venezuela realizado el 23 y 24 de marzo de 2021 vía zoom.

En el segundo día del taller, Marcos Hidalgo, coordinador del Proyecto Oso Andino Guaramacal presentó su experiencia con el Estudio sobre el movimiento de la población del oso andino a lo largo de su hábitat fragmentado del eje sur de la Cordillera de los Andes, en los estados Mérida y Trujillo.

Protección de especies vulnerables

En la actividad de campo realizada entre noviembre de 2020 y febrero de 2021 se registraron 295 signos que confirman la existencia del oso frontino, con el uso de cámaras trampa se comprobó que además del oso también frecuentan en el área 14 especies de aves y mamíferos calificadas en su mayoría como especies vulnerables y en peligro de extinción.

Por otra parte, Kenny Ure asesor medioambiental explicó el comportamiento del oso frontino en su hábitat natural destacando su dieta carnívora compuesta de pequeños reptiles e insectos y la carne descompuesta de animales atacados por otros depredadores.

Sin embargo, la destrucción del hábitat y la expansión de la barrera agropecuaria ha llevado al oso de anteojos atacar directamente al ganado que está pastoreando en zonas de transición de campo agrícola y bosque. La información facilitada por los ponentes a través su experiencia de campo se relacionan a los trabajos realizados por los investigadores Denis Alexander Torres y Edgar Yerena.

Creación de corredores ecológicos

Una de las recomendaciones que coinciden es la creación de 3 corredores ecológicos que unifiquen a diferentes parques nacionales en Venezuela, uno de los corredores es el Ramal de Calderas, el cual Hidalgo propone que sea parque nacional, siendo un tramo de unión entre el parque nacional Guaramacal y el parque Nacional Sierra Nevada.

El presidente de Inparques, Josue Lorca, como uno de los participantes del taller, informó que se están realizando todo los estudios de evaluación para los corredores ecológicos e igualmente mencionó la posible creación del parque nacional Chorros de Cura con aproximadamente 25 mil hectáreas compartidas entre los estados Guárico, Miranda, y Aragua.

En relación a disminuir la fragmentación del hábitat del oso andino, Lorca invitó a todos los interesados a participar y establecer puntos en común para que “Venezuela sea una referencia de protección del oso frontino”, se espera nuevamente poner en funcionamiento el centro de rehabilitación del oso andino en el estado Mérida en apoyo con el Zoológico Chorros de Milla.

Jornadas de educación ambiental

Finalmente, como estrategia de educación ambiental y para sensibilizar a las comunidades ubicadas en zonas de alta montaña, el presidente de Inparques invitó a las direcciones regionales a implementar la Fiesta del oso, un proyecto de Imarú Lameda el cual se logró realizar en el estado Trujillo dirigido a 34 niños para que aprendieran acerca de cómo proteger a la especie.

Ante la iniciativa, el investigador Marcos Hidalgo, manifestó que el próximo 22 de mayo, día Internacional de la Diversidad Biológica se tratará planificar la fiesta del oso en una aldea de montaña en Boconó, estado Trujillo.

Fuente: Yoser Linares / Prensa Ecosocialismo / Minec / Inparques

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.