La muerte golpea por última vez al espléndido pájaro carpintero de pico de marfil y a 22 aves, peces y otras especies más: esta semana, el gobierno de Estados Unidos los declaró extintos.

Los factores detrás de las desapariciones varían: Demasiado desarrollo, contaminación del agua, tala, competencia de especies invasoras, aves sacrificadas por su plumaje y animales capturados por recolectores privados. En cada caso, los humanos fueron la causa principal.

Destrucción de hábitats

El pájaro carpintero de pico de marfil, conocido por los ávidos observadores de aves como el «Señor Dios Pájaro», era el pájaro carpintero más grande de Estados Unidos, pero la tala de bosques primarios en el sur de Estados Unidos destruyó su hábitat. Su último avistamiento acordado fue documentado en 1944 en el noreste de Louisiana, dijo el servicio.

Los funcionarios de vida silvestre que citan las extinciones también dijeron que reanudarían la aplicación penal de la Ley del Tratado de Aves Migratorias para castigar a las empresas responsables de la muerte de aves. Los procesamientos cesaron durante varios años bajo el gobierno de Donald Trump.

En todo el mundo, se ha documentado la extinción de unas 902 especies. Se cree que el número real es mucho mayor porque algunas nunca se identifican formalmente, y muchos científicos advierten que la tierra está en una «crisis de extinción» y que la flora y la fauna ahora desaparecen a una tasa 1000 veces superior a la histórica.

Disminución de las poblaciones de aves

También en la lista está la curruca de Bachman, considerada una de las aves canoras más raras de Estados Unidos. No se ha visto en estado salvaje en los Estados Unidos desde 1962. El último avistamiento documentado del ave migratoria en cualquier lugar fue en Cuba en 1981.

Tanto el pájaro carpintero como la curruca fueron incluidos por primera vez como en peligro de extinción en 1967 bajo el precursor de la ESA, la Ley de Preservación de Especies en Peligro de Extinción.

Las poblaciones de aves en su conjunto han disminuido en casi 3 mil millones de ejemplares en América del Norte desde 1970 en medio de rápidos cambios ambientales relacionados con la actividad humana, según el servicio de vida silvestre.

El cambio climático está dificultando la recuperación de las especies, provocando sequías, inundaciones, incendios forestales y cambios de temperatura que agravan las amenazas que ya enfrentan las especies.

Falta de recursos

La forma en que se salvan también está cambiando. Ya no se centran los esfuerzos en especies individuales, y mucho menos en aves individuales. Las autoridades dicen que el objetivo más amplio ahora es preservar su hábitat, lo que ayuda a las especies de todo tipo que viven allí.

«Espero que estemos a la altura del desafío», dijo la bióloga Michelle Bogardus del servicio de vida silvestre en Hawái, una de las regiones con más especies extintas. «No tenemos los recursos para prevenir extinciones unilateralmente. Tenemos que pensar de manera proactiva sobre la salud del ecosistema y cómo lo mantenemos, dadas todas estas amenazas».

La Ley de Especies en Peligro de Extinción también ha tenido algunas historias de éxito, con 54 especies retiradas del estado de protección debido a su recuperación, incluido el halcón peregrino americano y el águila calva. Otras 56 especies han sido «excluidas» de la lista de “Amenazadas”. Actualmente se enumeran un total de más de 1.600 especies de animales y plantas domésticas en esta categoría.

Fuente: https://phys.org, https://www.reuters.com/, Agencias


Recibe nuestro boletín de noticias ecológicas todos los días en Telegram a través de este enlace: https://t.me/masverdeperiodico

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.