Cada vez son más los estudios que nos explican el significado de algunos comportamientos que puede tener nuestro perro. Porque, pese a que podemos pensar de que se trata de un simple ladrido o gesto sin importancia, puede estar científicamente probado de que el animal nos esté queriendo decir algo más.

Por ejemplo, un estudio ha determinado, recientemente, que los perros son capaces de saber cuando sus dueños están mintiendo, una muestra más de la inteligencia de estos animales. Y, asimismo, otra investigación ha obtenido unas sorprendentes conclusiones al analizar por qué algunos perros inclinan la cabeza cuando un humano les está hablando. 

Más inteligentes de lo que pensábamos

Sobre este segundo estudio, uno de los gestos que nos puede parecer más simpático de un perro es que, cuando le hablamos, incline la cabeza. Hasta ahora, se pensaba que esta postura era un sinónimo de incredulidad o confusión y, por lo tanto, el animal no entendía lo que le estábamos diciendo. Pero según una nueva investigación, puede significar todo lo contrario.

En concreto, la revista Animal Cognition publicó hace pocas semanas los resultados de dicho estudio y fueron una sorpresa: que un perro incline la cabeza cuando le estamos hablando o dando una orden podría ser una señal de concentración e incluso estaría relacionada con la forma en que estos animales procesan y memorizan las órdenes.

Sin duda, un resultado muy distinto a lo que se creía hasta ahora, pues se pensaba que si un perro inclinaba la cabeza era porque no nos estaba entendiendo y, en cambio, podría significar que no solamente comprende lo que le estamos diciendo, sino que también está reteniendo dicha información.

Perros excepcionales

Esta investigación estudió el comportamiento de 40 ejemplares de distintas razas de perro. En concreto, sus dueños tenían que decirles el nombre de varios juguetes, para que los animales los recordasen, y luego ir repitiéndolos para comprobar si los perros los habían memorizado y eran capaces de identificarlos o no.

En la mayoría de casos, el resultado no fue bueno, pero sí hubo una raza que aprobó con creces. En concreto, siete ejemplares de Border collie no solo fueron capaces de memorizar y posteriormente identificar varios objetos y juguetes, sino que también fueron los que más veces inclinaron la cabeza tras las órdenes de sus dueños. 

Centrándonos en algunas cifras, estos ejemplares de Border collie inclinaron la cabeza el 43% de las veces después de escuchar las palabras de sus dueños, mientras que los otros perros, que no estuvieron tan acertados, solo lo hicieron un 2%.

Ante tales números, los investigadores no solo consideran que los Borden collies tienen una gran facilidad a la hora de memorizar e identificar objetos sino que Shany Dror, coautora del estudio, ha llegado a sugerir «una asociación entre la inclinación de la cabeza y el procesamiento de estímulos relevantes y significativos» en los perros.

Fuente: https://www.lavanguardia.com/, Agencias


Recibe nuestro boletín de noticias ecológicas todos los días en Telegram a través de este enlace: https://t.me/masverdeperiodico

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.