Los agricultores que luchan por adaptarse al aumento de las temperaturas en las regiones tropicales pueden aprovechar los beneficios del enfriamiento natural, junto con una serie de otras ventajas, simplemente colocando más árboles en sus pastizales. Por primera vez, un estudio dirigido por la Universidad de Washington pone números tangibles a los efectos refrescantes de esta práctica.

Investigadores de la Universidad de Washington y The Nature Conservancy, junto con la Universidad de Duke, la Universidad de California en San Diego y el Hospital Universitario Stony Brook, descubrieron que agregar árboles a los pastizales, técnicamente conocidos como silvopastoreo, puede enfriar las temperaturas locales hasta en 2,4 C por cada 10 toneladas métricas de material leñoso agregado por hectárea dependiendo de la densidad de los árboles, al tiempo que brinda una variedad de otros beneficios para los humanos y la vida silvestre. El artículo fue publicado el 4 de febrero en Nature Communications.

Disminución de la temperatura

«La forma en que se utilizan las tierras tiene implicaciones para la salud y la seguridad humanas», dijo el primer autor del estudio, Lucas Vargas Zeppetello, quien realizó este trabajo como estudiante de doctorado en ciencias atmosféricas de la UW. «Nuestros estudios anteriores demostraron cómo la deforestación puede aumentar las temperaturas locales a niveles inseguros. Aquí, mostramos que la plantación de árboles adicionales en pastizales de latitudes bajas puede proporcionar beneficios sustanciales de enfriamiento, destacando una vía para aumentar la resiliencia ante el calor creciente que se experimenta en estos entornos”.

Los investigadores analizaron datos satelitales de 2018 para comparar la temperatura promedio anual en cada ubicación en los trópicos americanos y africanos con un conjunto de datos existente de pastizales desnudos y pastizales con diferentes cantidades de cubierta arbórea, a fin de cuantificar el efecto de enfriamiento local de los árboles.

Usando proyecciones para el aumento de las temperaturas globales para el año 2050, los autores identificaron dónde las comunidades rurales podrían beneficiarse más de la práctica de silvopastoreo en el futuro. Los autores señalan que el efecto de enfriamiento funciona en todas las escalas espaciales: incluso los pequeños agricultores podrían acceder a estos beneficios de enfriamiento, dijeron, intensificando la plantación de árboles en sus propios pastizales.

Ventajas de la agroecología

«Ya tenemos mucha evidencia revisada por pares sobre los múltiples beneficios socioeconómicos y ecológicos que pueden proporcionar los sistemas agroforestales como el silvopastoril, desde una mayor seguridad alimentaria e ingresos de los agricultores, hasta una mayor biodiversidad y un mejor acceso a medicinas tradicionales (y asequibles) en comunidades rurales remotas», dijo Yuta Masuda, científico principal de The Nature Conservancy y coautor del estudio.

«Agregar nuestros hallazgos sobre el potencial de enfriamiento localizado del silvopastoreo a la mezcla solo sirve para subrayar el enorme espectro de ventajas que provienen de los árboles en los pastizales, lo que en última instancia beneficia no solo a las comunidades rurales vulnerables en los puntos calientes tropicales, sino también a las personas y la vida silvestre en general».

Fuente: https://phys.org/, Agencias


Recibe nuestro boletín de noticias ecológicas todos los días en Telegram a través de este enlace: https://t.me/masverdeperiodico

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.