Cientos de rinocerontes alguna vez deambularon por las extensas sabanas y bosques tropicales de Uganda, parte de una rica biodiversidad y un atractivo turístico para el país del este de África. Pero a lo largo del siglo XX, los cazadores furtivos que buscaban los preciados cuernos de esta especie, los mataron sin oposición durante años de agitación política, incluida la dictadura de Idi Amin.

La población nativa de rinocerontes blancos del norte y rinocerontes negros del este, que una vez sumaron más de 700, fue eliminada alrededor de 1983, según la Autoridad de Vida Silvestre de Uganda (UWA). Ahora, un rancho privado de vida silvestre que está criando rinocerontes está abriendo esperanzas para la regeneración a gran escala de la especie y lograr su reintroducción en los parques nacionales del país.

Un esfuerzo lento pero sostenido

Establecida en 2005, la reserva, Ziwa Rhino and Wildlife Ranch de 70 kilómetros cuadrados, comenzó con cuatro rinocerontes blancos del sur importados de una reserva de caza de Kenia. «Recibimos a su primera cría nacida en un santuario llamado Obama y ese fue el comienzo de la cría de nuestros rinocerontes», dijo a Reuters el especialista en rinocerontes de 44 años del rancho, Moses Okello.

En 2006, dos rinocerontes más fueron donados al santuario desde un zoológico de Florida. Desde entonces, el santuario ha estado expandiendo su número de rinocerontes a través de la cría hasta su población actual de 33. «Queremos multiplicar estos rinocerontes, de manera protectora mientras los cuidas, 24 horas al día, 7 días a la semana … para que podamos lograr nuestro objetivo al llegar a un número de 40 a 45», dijo Okello.

«Entonces podremos liberar a estos rinocerontes en el parque nacional, ya que solía ser su hábitat natural». Ubicado en Nakasongola, a unas tres horas en auto al norte de la capital de Uganda, el rancho se encuentra en medio de exuberantes praderas verdes y pantanos permanentes donde los hipopótamos vadean.

Amor por los rinocerontes

Ziwa también cuenta con una variedad de otros animales, incluidas varias especies de antílopes, felinos salvajes, pájaros y pequeños primates. La observación intensa de los rinocerontes, crucial para evitar una repetición de las malas experiencias del pasado, puede ser agotadora, según el guardabosques Patrick Opio, de 29 años.

«En primer lugar, hay que desarrollar amor por estos rinocerontes para poder controlarlos bien», dijo.

«Si el rinoceronte está descansando, tú estarás descansando, si el rinoceronte se está moviendo, tendrás que moverte con él. Entonces, incluso si está lloviendo, tienes que estar allí con el rinoceronte … es algo agitado, pero nosotros tenemos el amor necesario para ello».

Fuente: https://www.reuters.com/, Agencias


Recibe nuestro boletín de noticias ecológicas todos los días en Telegram a través de este enlace: https://t.me/masverdeperiodico

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.