Doce pingüinos de Magallanes fueron devueltos a los mares fríos de la costa atlántica de Argentina después de ser rescatados y rehabilitados por problemas como desnutrición y anemia. Los pingüinos, caminaron por una playa azotada por el viento después de ser liberados por los conservacionistas, y se detuvieron solo por los turistas que les tomaron fotos, antes de sumergirse de nuevo en el mar y nadar en busca de libertad.

“Encontramos estos animales en estado de desnutrición y deshidratación”, dijo el biólogo Sergio Rodríguez, encargado del centro de rescate de la Fundación Mundo Marino, en la playa cercana a la localidad de San Clemente del Tuyú.

Incapacidad para soportar las bajas temperaturas

“En algunos casos tenían problemas con la muda, es decir, el reemplazo natural de sus plumas, que se había interrumpido por varias razones, incluida la falta de nutrientes, lo que significa que carecían de plumas para soportar las frías aguas del mar”.

La falta de plumaje, explicó, obligó a los pingüinos a retirarse a la playa porque no podían mantener su temperatura en el mar. “Necesitaban ser tratados con una dieta balanceada adecuada y proporcionada por nutricionistas con un equipo médico veterinario”, dijo.

Hay entre 2,2 millones y 3,2 millones de pingüinos de Magallanes adultos, llamados así por el explorador portugués Fernando de Magallanes, que se encuentran principalmente en Argentina y Chile, según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza y los Recursos Naturales.

Fuente: https://www.reuters.com/, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.