La ONU pidió este viernes a más de cien países que cumplan con su compromiso de restaurar al menos mil millones de hectáreas de tierra degradada frente a la triple amenaza del cambio climático, la pérdida de biodiversidad y la contaminación.

“El mundo debe cumplir su compromiso de restaurar al menos mil millones de hectáreas de tierra degradada en la próxima década, una superficie del tamaño de China”, declaró la ONU en un comunicado con motivo de la publicación del informe “#GeneraciónRestauración: Restauración de los ecosistemas para las personas, la naturaleza y el clima”.

Excesivo consumo de recursos

El informe, publicado por el Programa de las Naciones Unidas para el Medioambiente (PNUMA) y la Organización de la ONU para la Alimentación y la Agricultura (FAO), subraya que la humanidad está utilizando en torno a 1,6 veces la cantidad de recursos que la naturaleza le puede proporcionar de manera sostenible, por lo que los esfuerzos de conservación por sí solos son “insuficientes”.

Los ecosistemas que requieren una restauración urgente son las tierras de cultivo, los bosques, los pastizales y las sabanas, las montañas, las turberas, las zonas urbanas, las aguas dulces y los océanos, indicó la ONU, al enfatizar que, entre las comunidades que viven en casi dos mil millones de hectáreas degradadas, se encuentran algunas de las más pobres y marginadas del mundo.

“La degradación ya está afectando al bienestar de unos 3.200 millones de personas, es decir, el 40 % de la población mundial“, advirtieron la directora ejecutiva del PNUMA (con sede en Nairobi), Inger Andersen, y el director general de la FAO, Qu Dongyu.

Revertir la degradación de ecosistemas

El informe, basado en los últimos datos científicos, calcula que los costes mundiales de la restauración terrestre -que no incluye la de los ecosistemas marinos- ascienden a al menos 200.000 millones de dólares al año entre 2021 y 2030, pero que, por cada dólar invertido en restauración, se generarán hasta 30 dólares en beneficios económicos.

“La restauración de los ecosistemas es el proceso de detener y revertir la degradación” y, “si se combina conteniendo la transformación de los ecosistemas naturales, puede ayudar a evitar el 60 % de las extinciones de biodiversidad previstas”, señala el reporte.

De cara a la celebración del Día Mundial del Medioambiente el 5 de junio, el PNUMA y la FAO pusieron hoy en marcha el Centro Digital para el Decenio de las Naciones Unidas para la Restauración de los Ecosistemas 2021-2030, que incluye el Marco para el Seguimiento de la Restauración de los Ecosistemas y que permitirá medir el progreso de los proyectos de restauración.

Fuente: https://www.efeverde.com/, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.