El estreno y éxito de la película «Buscando a Dory» podría provocar una aumento en las compras del pez cirujano, que no se cría en cautividad, y poner en peligro su especie.

Recientemente se estrenó la nueva película de Disney y Pixar Buscando a Dory, y los expertos analizan el impacto que su éxito podría tener sobre la especie del pez cirujano, la cual encarna Dory y su familia en el filme. En 2003 el éxito de la primera parte de la saga, Buscando a Nemo disparó hasta un 40% las ventas de los ejemplares de pez payaso (la especie de Nemo), aumentando su cría en cautividad de forma insostenible en países como Filipinas e Indonesia. En los últimos años el incremento de los ejemplares de este pez capturados y comercializados para acuarios domésticos ha tenido un impacto sobre la especie en el medio natural.

 photo buscandodory3.jpg

Salvando a Nemo… y a Dory

Ahora se teme que el éxito que ya está teniendo Buscando a Dory pueda extender la amenaza a otra especie tropical como el pez cirujano regal, un pez de intenso color azul en el cual se basa la nueva película. Esta especie no se cría en cautividad, por lo que un incremento de la demanda podría traducirse en la captura en su hábitat natural.

Carmen da Silva, coordinadora del Proyecto Salvar a Nemo en la Universidad de Queensland, Australia señala que el comercio de peces marinos para acuarios es una de las principales causas de la disminución de diversas especies en los arrecifes. En un comunicado de dicha institución explica que “muchas personas no son conscientes de que alrededor del 90% de los peces que se encuentran en tiendas de acuario provienen de la naturaleza”.

Por su parte Anita Nedosyko, investigadora de la Universidad de Flinders, también en Australia coincide con Da Silva en la preocupación por el impacto de la película sobre las especies y expresa que: “Muchas personas se enamoraron de los adorables personajes de Buscando a Nemo y decidieron mantenerlos como mascotas, en lugar de entender que el mensaje de la película se basa en la necesidad de mantener a estos peces en el océano, su hábitat natural”.

 photo buscandodory4.jpg

Exigen más conciencia

Da Silva recuerda además que las poblaciones de peces de arrecife ya están luchando contra amenazas como el aumento de las temperaturas y la acidificación del océano, factores relacionados con el cambio climático y que “lo último que se necesita es que se reduzcan sus poblaciones como consecuencia del éxito de películas de dibujos animados”.

Los expertos llaman a las personas que ven Buscando a Dory a ser conscientes de que actualmente no existen criaderos a gran escala de la especie pez cirujano regal, como sí lo hay del pez payaso, por lo que es importante que sepan que si ven alguno de esos peces en una tienda es porque fue capturado muy probablemente de los arrecifes de Australia o del mar de Filipinas.

Fuente: http://www.lr21.com.uy, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.