La organización animalista internacional PETA (Personas por el Trato Ético de los Animales) informó esta semana que ha enviado una carta al alcalde de Pamplona, Enrique Maya, en la que ofrece 298.000 euros a la ciudad si se compromete a erradicar “definitivamente” los sanfermines y sus posteriores corridas de toros.

PETA ha llevado a cabo esa medida después de que la presidenta de Navarra, María Chivite, comentara la semana pasada que “difícilmente se podrán celebrar los sanfermines”. “Una fiesta internacional como los sanfermines, en la que vienen a Navarra millones de personas, no va ser posible”, apuntó, en referencia a la pandemia de la covid-19.

Piden a cambio que los toros sean enviados a un santuario

El Ayuntamiento de Pamplona aún no ha tomado una decisión al respecto, aunque Maya ha admitido que es “más complicado” que se celebren los sanfermines, pero ha indicado que el consistorio no renuncia a corridas de toros en fechas similares. Los sanfermines ya fueron suspendidos el año pasado por la pandemia. Entonces, PETA ofreció a Maya 250.000 euros para Pamplona si los cancelaba definitivamente y propuso alternativas como los ‘boloencierros’, ‘toros inflables’ o carreras de patines.

PETA incrementa ahora su oferta en 48.000 euros simbolizando “los 48 toros que no serán sometidos a la aterradora estampida y horrible muerte en las anuales Fiestas de San Fermín” y ofrece ubicar a todos los animaless en un santuario, algo que filiales de esta organización hacen en India.

“Si bien las corridas de toros tienen una larga historia en España, como el hostigamiento de toros en el Reino Unido y las peleas de perros en Estados Unidos, los tiempos y sensibilidades cambian. La mayoría de las personas en todo el mundo, incluyendo España, están de acuerdo en que los toros nunca deberían ser objeto de tormento para el entretenimiento de la gente”, apunta Ingrid Newkirk, fundadora de PETA, en la carta.

El mundo quiere ver el fin de la tauromaquia

Newkirk añade al respecto: “Reconocen que es injusto incitar a animales sensibles por calles resbaladizas o enfrentar a un hombre que empuña una espada contra un animal desorientado y reacio. Por eso, la gente de todo el mundo quiere ver el final de los encierros y las corridas de toros. La pandemia actual sólo ha engrandecido este sentimiento: casi todos ahora se dan cuenta de que la forma en que tratamos a los animales debe cambiar drásticamente”.

“Éste es el momento para colocarse del lado correcto de la historia. Esperamos que acepte nuestro ofrecimiento y permita que Pamplona se reinvente para el disfrute de todos. Estaríamos encantados de trabajar junto con usted para planificar un nuevo festival de San Fermín que represente la clase de mundo al que queremos retornar después de la pandemia, uno que sea compasivo y respetuoso tanto con los seres humanos como con otros animales”, añade la misiva.

PETA apuntó que más de 100 pueblos y ciudades españolas se han declarado contra las corridas de toros, y describió los sanfermines de la siguiente manera: “Toros aterrados son forzados a correr por calles angostas hacia una muerte violenta en la plaza de toros. Una vez allí, le clavarán una lanza y banderillas al toro hasta debilitarlo por pérdida de sangre. Después, el matador le clavará al animal exhausto una espada y, si no muere en el momento, se usarán otras armas para cortarle la médula espinal”.

Fuente: https://www.publico.es/, Agencias


Recibe nuestro boletín de noticias ecológicas todos los días en Telegram a través de este enlace: https://t.me/masverdeperiodico

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.