Una colorida movilización con alrededor 1.500 manifestantes de diversas regiones de Perú recorrió hoy las calles de Lima, en el noveno día de la “marcha nacional del agua” que protesta contra la minería que afecta a las cuencas hidrológicas del país.

Los manifestantes, procedentes comunidades campesinas, indígenas, organizaciones sociales y grupos políticos, iniciaron su recorrido en la región noreste de Cajamarca, en las lagunas donde se planea ejecutar el proyecto minero Conga, y siguieron por la costa norte del país hasta Lima.

No a al Conga

Entre sus principales reclamos se encuentra el rechazo a Conga, el proyecto aurífero que supuestamente pone en riesgo las fuentes de agua, y exigen que se declare la intangibilidad de las cabeceras de cuenca y que se prohiba el uso de cianuro y mercurio en las actividades de extracción mineras.

Durante la marcha, los manifestantes lanzaron consignas como “mi sangre, mi vida, todo por el agua”, “agua sí oro no”, “Conga no va” y “Ollanta (Humala, presidente de Perú) traidor”. Para la presidenta de la Federación Nacional de Mujeres Campesinas, Lourdes Huanca, Conga pone en peligro el futuro de los pobladores de la región.

Conga, con una inversión de 4.800 millones de dólares y desarrollada por la minera Yanacocha, la principal productora de oro en Sudamérica, contempla drenar cuatro lagunas, dos de ellas para extraer el mineral y las otras para que almacenen los relaves.

“Se ha hecho pedagogía en calles, en los parques, en las plazas, con papeles, conversando con la gente, con grupos de música, distribuyendo información sobre el proyecto Conga y porqué nos oponemos a él”, dijo el líder de la marcha, el exsacerdote Marco Arana, a la agencia EFE.

Fuente: EFE, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.