Un derrame de petróleo en una refinería en Perú durante las altas olas causadas por la explosión el pasado fin de semana de un volcán en Tonga es un «desastre ecológico», dijo este miércoles el gobierno peruano.

El Ministerio de Relaciones Exteriores dijo que el derrame de petróleo había dañado la vida animal y vegetal en zonas protegidas en un área combinada de unos 18.000 kilómetros cuadrados alrededor de islas y regiones pesqueras.

Investigación abierta por la Fiscalia

El derrame de un camión cisterna que descargaba crudo en la refinería La Pampilla de la petrolera española Repsol se atribuyó a olas inusualmente grandes después de que la enorme explosión del volcán submarino en Tonga, a unos 10.000 km de distancia, desencadenara alertas de tsunami en el Océano Pacífico.

El ministerio pidió a Repsol (REP.MC) que pague por el incidente. “Este es el peor desastre ecológico que ha ocurrido en Lima en los últimos tiempos y ha dañado gravemente a cientos de familias de pescadores. Repsol debe reparar inmediatamente los daños», dijo el ministerio en Twitter.

Por otra parte, la Marina no emitió en Perú una alerta de tsunami como lo hicieron oportunamente el sábado las autoridades en Ecuador y Chile, y solo por la noche comunicó la posibilidad de “oleajes anómalos”, después de conocida la muerte de dos mujeres que paseaban por la orilla de una playa en una camioneta que fue arrastrada por las olas en la costa norte, en la desembocadura de un río.

La fiscalía peruana abrió una investigación a una unidad de Repsol por el incidente. El ministro de Medio Ambiente, Rubén Ramírez, se reunió con funcionarios de Repsol y dijo que se derramaron alrededor de 6.000 barriles de petróleo, según la empresa.

Grave daño ambiental

“En mayor cantidad hemos encontrado las aves guanay, piquero, pingüino, zarcillo y el mamífero nutria”, informó por teléfono al diario El País, Pilar Ayala Rojas, especialista de la Administración Forestal y de Fauna Silvestre de Lima que trabajó en el rescate en el litoral. “Ayer estuvimos en las playas de Ventanilla -Bahía Blanca, Costa Azul, y Cavero, esta última es la más afectada- y hoy martes en Pocitas, Las Conchitas y el muelle de Ancón. En Las Pocitas se evidencia un alto porcentaje de petróleo en el agua y en la zona rocosa”, agregó la especialista en fauna.

Según la funcionaria de Serfor Lima, los animales que rescataron estaban “totalmente embarrados en petróleo en el pico, el plumaje y las patas: por lo que no podían moverse. En ese caso, se hizo un baño de emergencia con un detergente antigrasa y luego los secamos en un ambiente cerrado y con temperatura para que no sufran de hipotermia”, explicó. Ayala detalló que las especies que lamentablemente hallaron muertas tenían “restos de petróleo en la zona de las cloacas o los picos, posiblemente hayan ingerido material contaminado y han muerto por ello”.

El Organismo Supervisor de la Inversión en Energía y Minería (Osinergmin) de Perú dijo en un comunicado que ordenó el cierre de una de las cuatro terminales de la refinería hasta que se determinen las causas del derrame. La Pampilla es la refinería más grande de Perú y abastece a más de la mitad del mercado local de combustibles.

La Refinería de Pampilla, que dijo el domingo que hubo un «derrame limitado», dijo en un comunicado el martes que ha desplegado barreras de contención que cubren las áreas afectadas y que el crudo se está recolectando de acuerdo con el protocolo. “Se está trabajando para devolver la zona costera a su estado original. Más de 200 personas divididas en cuadrillas con equipo especializado están realizando trabajos de remediación en las playas de Cavero, Bahía Blanca y Santa Rosa”, dijo.

Fuente: https://www.reuters.com, Agencias


Recibe nuestro boletín de noticias ecológicas todos los días en Telegram a través de este enlace: https://t.me/masverdeperiodico

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.