[dropcap]E[/dropcap]l aprovechamiento de castaña –un uso sostenible del bosque en la región de Madre de Dios ubicada en la parte sureste del Perú– provee de ingresos a miles de personas durante los primeros meses de cada año.

Pero las concesiones mineras y agrícolas se superponen con las concesiones de los recolectores, amenazando tanto su modo de vida como el bosque, según un nuevo informe del Centro para la Investigación Forestal Internacional (CIFOR) y la Sociedad Peruana de Derecho Ambiental (SPDA).

castana5

[quote]“La castaña es un recurso muy importante para la población rural pobre de esta región”, sostuvo Peter Cronkleton, investigador principal de CIFOR. “Se trata de un producto forestal no maderable que realmente forma la base de los medios de vida de las personas y, al mismo tiempo, conserva el bosque”.[/quote]

Los frutos del gigante árbol de castaña (Bertholetta excelsa), que tienen el tamaño de una pelota de softball y contienen alrededor de 20 nueces, caen al suelo entre los meses de noviembre y febrero. Entre enero y marzo, los recolectores recogen los frutos, los quiebran con sus machetes para abrirlos y colocan las nueces sobre el suelo para dejarlas secar.

En la región de Madre de Dios se producen anualmente entre 3 y 4 millones de kg de castaña sin cáscara, y en el año 2010 las exportaciones alcanzaron los 14 millones de dólares.

madre-de-dios

Pero los bosques enfrentan la deforestación como consecuencia de las actividades agrícolas y de minería aurífera en pequeña escala en áreas donde también se encuentran concesiones de castaña. Los mapas elaborados por los autores del informe muestran una desconcertante maraña de derechos agrícolas, mineros y madereros superpuestos en casi un millón de hectáreas de concesiones de castaña.

La confusión tiene su origen en lo que los investigadores han descrito como un proceso desorganizado de demarcación original de las concesiones, complicado por una falta de coordinación entre las agencias del gobierno responsables de otorgar diferentes derechos de uso de tierra.

El árbol de castaña alcanza los 50 metros de altura y 3 metros de diámetro. Cada flor se abre solo por un día y el árbol depende de grandes abejas para su polinización.

castana2

En Madre de Dios, donde se puede encontrar en promedio un árbol productivo de castaña por hectárea, las concesiones abarcan entre 200 y 1200 hectáreas, aunque las mayor parte se ubica en la parte media de este rango, según Andrea Chávez, autora principal del informe.

Y si bien la zafra solo dura unos meses a principios de cada año, el ingreso derivado de esta actividad es importante para miles de pobladores rurales que se dedican a actividades agrícolas, el comercio de madera o la minería durante el resto del año. Entre 15 000 y 20 000 personas trabajan directa o indirectamente en la industria de la castaña, de acuerdo a cifras oficiales.

Fuente: www.cifor.org / www.ForestsClimateChange.org
Blog de CIFOR. Sección en español: http://blog.cifor.org/espanol
Facebook: http://www.facebook.com/ciforlatinoamerica
Twitter: http://twitter.com/CIFOR_bosques

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.