desde Buenos Aires escribe Carlos Estrada *

Argentina- Ley Nacional Permite en Lugares Públicos a Perros de Asistencia para Ciegos

Esto demuestra que no todo está perdido y que en algunos casos los legisladores bajan de la «burbuja» de poder (no generalizo) y se acuerdan que Dios y los ciudadanos existen.

Aparentemente, varias provincias argentinas permitían el libre ingreso de perros lazarillos a transportes y lugares públicos, luego que sus respectivas municipalidades trataran y aprobaran disposiciones al respecto, caso de Misiones, Santa Fe, Río Negro, San Luis, Neuquén y algunos distritos bonaerenses, ahora es Ley nacional.

El primer proyecto lo presentó en el 2001 un estudiante discapacitado de Rosario, pero el expediente durmió el acostumbrado “sueño burocrático” hasta el 23 de mayo de 2013 que, contando con media sanción de la Cámara de Diputados, el Senado de la Nación (Cámara Alta) aprobó por unanimidad y convirtió en ley el “derecho al acceso, deambulación y permanencia en lugares públicos y privados de acceso público de toda persona con discapacidad total o parcial acompañada por un perro guía o de asistencia, en condiciones de igualdad con el resto de la ciudadanía”.

Mientras los senadores debatían, frente al Congreso nacional se reunían numerosos no videntes con sus perros, esperando que sus planteos se hicieran realidad.

La alegría fue inmensa, aplaudían y se abrazaban. Quedó firme para todo el territorio el libre ingreso de canes de asistencia a bares, restaurantes, salas de conferencia, todo tipo de hoteles, ómnibus de corta y larga distancia, trenes, aviones, etc., sin necesidad de separar a los animales de sus dueños, penalizándose a “quien de algún modo impida, obstruya o restrinja el goce de estos derechos”.

Por lo que conozco de otros lugares del mundo, los perros deben estar oficialmente habilitados e identificados, en buenas condiciones de salud e higiene, sujetos a traílla y un arnés especial con amplia y alta agarradera.

La repentina sanción a la ley que beneficia a discapacitados y sus perros guía, podría encajar en pan y circo, más allá de ser una medida elogiable. 

El proyecto base lo presentó un discapacitado en el 2001 y después de doce años de lucha de los ciegos con perros adiestrados (los que sobrevivieron a la larga espera) el Congreso habría querido anotarse un poroto ante el Sumo Pontífice Francisco I que el sábado 16 de marzo de 2013 a la mañana bendijo en público a un perro Golden retriever de posible nombre “Asia”, en salón del Vaticano (guía de un periodista no vidente) dando así el primer paso.  Entonces… ¿ La Ley sancionada en la Capital Federal debo interpretarla como gesto «altruista»?

 photo goldenretriever_zps30eb55d5.jpg

Perros de asistencia Golden retriever

Los Nobles Golden Retriever

En el mundo habría 65 escuelas de adiestramiento de perros para no videntes, animales que no se consiguen en el mercado y se obtienen después de complicados trámites y mucha paciencia; ejemplares de Golden retriever que podrían valer más de 30.000 dólares, pero no se comercializan; los 22 que habría en Argentina procederían de la escuela Leader Dogs for the Blind de Rochester Hills, ciudad ubicada en el condado de Oaklan en el estado de Michigan (EE.UU.), jurisdicción de alrededor de 80.000 personas y la mencionada escuela habría sido fundada en 1939.

Los perros preferidos son Golden retriever, raza que habría tenido origen en Escocia en 1850;  animales que pasan una prolija selección, descartándose a los agresivos con otros perros, a los miedosos y los distraídos; los guías tienen que ser mayores de 18 años de edad, con buena salud, intachable moral, emocionalmente estables y de buen carácter; la preparación de los canes dura varios meses y los interesados tienen que pasar (casi al final de la enseñanza) cuatro semanas en la escuela bajo supervisión de instructores a efectos de conocer a sus perros y aprender a trabajar juntos, prácticas denominadas “re-educación emocional y física”.

Como broche de cierre quiero decir que en 1970 hice amistad con un popular ciego de nombre Gastón David, corredor de seguros en la ciudad de Buenos Aires que fue pionero en experimentar el uso de un lazarillo Ovejero alemán (en esa época en el exterior entrenaban especialmente a ovejeros y labradores).

CARLOS ESTRADA   * dedicado a actividades ecuestres, ex asesor de centros de crianza y adiestramiento canino, ex criador de gatos persas y egipcios, ex cronista especial de revistas caninas internacionales y revistas jurídicas, entendido en técnicas de rehabilitación y comportamiento animal con muchos trabajos publicados y reconocimientos firmados por autoridades de distintos niveles y por un Kennel Club, ex ayudante de juez de pista de exposiciones internacionales, ex criador e instructor con más de 500 perros adiestrados en obediencia, rastreo, salto y defensa (alumno en la adolescencia de anciano alemán especialista en ovejeros), actualmente poseedor de innumerables Dogo argentino, Ovejero alemán, Dóbermann, Bull terrier, Chow-Chow, Pit bull terrier, etc., proteccionista independiente de fauna salvaje y periodista de investigación. Documentada trayectoria pública desde 1970.

Buenos Aires,  Argentina, 27 de mayo de 2013.

Nota: al pie de mis artículos, que no siempre son leídos por las mismas personas, incorporo una reseña de trayectoria a efectos de demostrar idoneidad acerca de lo que escribo y he experimentado desde adentro.