El trabajo se efectuó en base a estudios genéticos de grupos caninos que no se encuentran dentro de las 440 “razas puras” o de pedigrí, reconocidas por las organizaciones internacionales de cría.

Los análisis genéticos prueban que en algunas partes del planeta como Egipto, India y Vietnam, los perros domésticos no tienen casi rastros de genes de perros europeos pero sí los tienen de otras variedades de origen centroasiático, todo lo que apunta a que los primeros canes fueron originarios de algunas regiones claves de Asia Central.

 photo perrosdescendienteslobos2.jpg

Miles de años de historia compartida

El estudio publicado por PNAS entiende que si bien los perros acompañan al hombre desde hace más de 15.000 años, la mayoría de las especies que conocemos en Occidente apenas tienen un par de siglos de haber sido originadas por cruzas y casi todas provienen de ramas europeas.

Los trabajos se basaron fundamentalmente en un estudio de la Universidad de Cornell que observó las cadenas genéticas de perros de 550 variedades en 38 países de cinco continentes. El Canis lupus familiaris, converge así en una subespecie del lobo (Canis lupus), que originalmente era carnívoro, pero que a través de los procesos de domesticación se ha adaptado para tolerar incluso al almidón en la dieta.

Aunque los perros más remotos domesticados confluyen así ahora en una rama, resta por saber si todos provienen del mismo grupo o si hubo varias etapas a lo largo de la historia humana donde se consolidaron otras domesticaciones. De hecho los fósiles arqueológicos revelan que los antepasados de los perros ya cohabitaban con los humanos hace alrededor de 100.000 años.

Fuente: http://www.lr21.com.uy, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.