La primera cosecha de maíz transgénico se inició esta semana en la comunidad de El Ejido, provincia de Los Santos, para dar paso así a la recolección del fruto genéticamente modificado en seis parcelas experimentales, establecidas en Panamá.

Dichas superficies, bajo responsabilidad del Instituto de Investigaciones Agropecuarias de Panamá (Idiap), están conformadas por cuatro mil 500 metros cuadrados de cultivo genéticamente modificado.

La ley lo permite

Román Gordon Mendoza, coordinador de proyectos del Idiap, explicó que durante un año se realizaron evaluaciones a seis variedades de semillas de maíz (tres híbridas y tres mejoradas), las cuales fueron escogidas para ser sembradas en la parcela de transgénicos.

No se ha informado aún acerca de la calidad de la gramínea ni cuál va a ser su destino. Por ley, el Gobierno permitió en 2011 la cosecha de maíz transgénico en el país, actividad que está bajo la responsabilidad del Idiap.

Fuente: Prensa Latina, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.