La nación istmeña destinó un 30 por ciento de su espacio marino como protegido, en cumplimiento de acuerdos internacionales contra el cambio climático antes de la fecha prevista. Sobre el tema, la semana pasada la canciller Erika Mouynes aseguró que Panamá forma parte de este selecto grupo de países, tras la decisión de ampliar los límites del área de recursos manejados de la Cordillera Subacuática de Coiba, en aguas territoriales panameñas del Pacífico Este Tropical.

Durante su intervención en un debate de alto nivel afirmó que esta iniciativa beneficiará la conectividad ecológica entre las áreas marinas de Costa Rica, Colombia y las Islas Galápagos, en Ecuador, lo cual facilitará la migración de especies marinas amenazadas y la conservación de una zona de reconocido valor mundial por su biodiversidad y endemismo.

Mecanismo de conservación

Precisó que el país centroamericano respalda las estrategias de diplomacia climática, encaminadas a proteger y restaurar los océanos, cuya conservación es fundamental para mantener la base productiva y los procesos ecológicos esenciales que garantizan la vida.

Mouynes añadió que la ‘agenda verde’ de Panamá impulsa otras iniciativas para el cuidado de los océanos como la Política Nacional de Humedales, el Plan de Acción Nacional de Basura Marina y el apoyo a proyectos desarrollados por organismos internacionales para reducir la presencia de residuos en los mares.

“Para Panamá, un país interoceánico y ya carbono negativo (uno de los tres a nivel mundial), garantizar la salud de los cuerpos de mar es una cuestión de subsistencia”, acotó la diplomática, quien recordó que el istmo acogerá en 2022 la octava edición de la Conferencia Internacional Nuestros Océanos.

Ecosistemas en alto riesgo

Esta será la primera cita después de la entrada en vigor de los principales compromisos mundiales, en el marco de los Objetivos del Desarrollo Sostenible, el Convenio sobre la Diversidad Biológica y el Acuerdo de París para impulsar una gestión sostenible y responsable de los plásticos.

A juicio de expertos, los ecosistemas marinos y costeros están expuestos a una gran cantidad de impactos a causa de las actividades humanas, que se agudizan con los efectos del cambio climático en términos de incremento de temperatura, acidificación de los océanos, erosión costera y aumento del nivel del mar.

Fuente: https://www.prensa-latina.cu/, Agencias


Recibe nuestro boletín de noticias ecológicas todos los días en Telegram a través de este enlace: https://t.me/masverdeperiodico

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.