Por Daniel Delgado / @ddjournalist

Imagínense un sitio donde vayan a comprar vegetales y le digan al encargado “deme un kilo de acelgas” y él va y las arranca directamente del suelo donde están sembradas, y si le pide un kilo de parchitas te lleva directo al arbusto que pende justo arriba de una especie de solar para tomar té, en donde se puede apreciar una gran cantidad de “frutas de la pasión” colgando al frente de tu cara y las arranca hasta que la bolsa pese más o menos un kilo.

Tal vez si viviéramos en el campo esto sería muy común y nada impresionante, lo que pasa es que este lugar está en plena ciudad de Porlamar. Se trata del Organopónico Margarita, que se encuentra regentado por Carlos Velásquez junto a su esposa Ximena y sus hijos. El lugar está ubicado en la famosa calle El Hambre o Aeropuerto Viejo, detrás de la Casa de la Cultura de Porlamar.

En la gráfica Carlos Velásquez: De la tierra a la boca

Al entrar, se puede asociar inmediatamente a un “conuco”, que es un sistema de siembra autosustentable familiar, común en los sitios rurales. La gran diferencia es precisamente que no se trata de un espacio rural, por lo que los canteros, “que son como macetas grandes”, es lo que más llama la atención. En ellos se levantan una gran cantidad de cultivos, principalmente de hortalizas. El verde salpica a la vista.

“Producimos principalmente vegetales de corto tiempo de cosecha como la lechuga, la acelga, espinacas, berenjena. Tenemos productos que son muy buscados por la colonia china, árabe e italiana en Margarita, que incluso hemos podido sembrar porque nos han suministrado las semillas y se ha creado una demanda”, comenta Carlos al decir que por lo menos la planta del “chaco”, es muy solicitada por los chinos.

Ecológico

Una de las ventajas que resalta nuestro entrevistado es que el sistema de cultivo que tienen es totalmente ecológico principalmente porque no usan químicos para el control de plaga o para el crecimiento, y lo otro es el uso eficiente del agua ya que usan el sistema de riego por goteo. “Cada cantero está atravesado por dos mangueras que tienen una válvula de salida de agua cada dos centímetros, por donde cada dos segundos cae una gota. Eso mantiene la planta hidratada adecuadamente y por lo tanto se obtiene un mejor rendimiento”.

Aún así, Carlos confiesa que dentro de los proyectos está realizar cultivos protegidos (por mallas que filtran la luz) ya que en nuestro estado existe un nivel de evaporación de agua de cinco litros por metro cuadrado. “Este tipo de cultivo permitiría filtrar un 30% los rayos solares”, acota.


En el Organopónico Margarita trabajan unas cinco personas, que son las que integran la Cooperativa Las Tres Raíces 215, y están en capacidad de producir por lo menos unas 10 toneladas al año entre los distintos rubros. Además de sembrar también se han dedicado a la venta de conejos, por lo que tienen un espacio dedicado a la producción y engorde. “El estiércol de los conejos es lo que usamos para el abono, lo que es un práctica sustentable”.

Talleres

Para las personas interesadas en este tipo de práctica e iniciativa económica, pueden acudir los fines de semana a los talleres en los que enseñan todas las técnicas. “Nosotros le decimos a la gente que este tipo de siembra se puede tener en el techo de un edificio, por ejemplo”. Según dijo Carlos, no tienen costo alguno.

Más información por: http://ecoscopioweb.blogspot.com/

Sobre el Autor: Vicepresidente de la Fundación “Somos Margarita Verde”, Periodista de la Red Socio Ambiental de Nueva Esparta y de la Coalición Venezuela por las Ballenas y Delfines. Comunicador de dilatada trayectoria profesional, se ha desempeñado como periodista en el Diario del Caribe, Nueva Prensa de Oriente, Ultimas Noticias y El Nacional entre otros. Fundador del Periódico Comunitario Norte Franco. Premio Municipal de Periodismo “Pedro Manuel Vásquez” (2001). Alcaldía de Marcano, Mención Especial del Premio de Ecoeficiencia 2010 que otorga la ONG Vitalis.

1 COMENTARIO

  1. Es de felicitar la labor que emprende y lleva a cabo Carlos junto a su familia. Son muchos los beneficios que se obtienen de este tipo de cultivos sustentables en plena ciudad, pero el más destacable es la protección al medio ambiente. En http://www.enlight.mx/ es posible encontrar más información sobre cultivos sustentables y todo lo necesario para comenzar uno, así como el de Carlos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.