Eliminar la contaminación plástica, reducir el uso de pesticidas en dos tercios, reducir a la mitad la tasa de introducción de especies invasoras y eliminar $500 mil millones de subsidios gubernamentales ambientales dañinos al año se encuentran entre los objetivos de un nuevo borrador de un acuerdo de la ONU al estilo de París sobre pérdida de biodiversidad.

Los objetivos establecidos por la Convención de las Naciones Unidas sobre la Diversidad Biológica (CDB) para ayudar a detener y revertir la destrucción ecológica de la Tierra para fines de la década también incluyen proteger al menos el 30% de los océanos y los suelos del mundo y proporcionar un tercio de la mitigación de la crisis climática a través de la naturaleza para 2030.

Buscan reducir la tasa actual de emisiones

El último borrador del acuerdo, que sigue a agotadoras negociaciones científicas y financieras virtuales realizadas entre mayo y junio, será examinado por los gobiernos antes de una cumbre clave en la ciudad china de Kunming, donde se negociará el texto final.

Junto con los objetivos preliminares para 2030, los nuevos objetivos para mediados de siglo incluyen reducir la tasa actual de extinciones en un 90%, mejorar la integridad de todos los ecosistemas, valorar la contribución de la naturaleza a la humanidad y proporcionar los recursos financieros para lograr estas metas.

Basile van Havre, copresidente del grupo de trabajo del CDB responsable de redactar el acuerdo, dijo que los objetivos se basaron en la ciencia más reciente. Añadió que, si se adopta, podría representar un cambio significativo en la agricultura mundial.

“Se avecina un cambio [en la producción de alimentos]”, dijo. “Seremos muchos más en 10 años y necesitarán ser alimentados, por lo que no se trata de disminuir el nivel de actividad. Se trata de aumentar la producción y mejorar la naturaleza». El mes pasado, Van Havre advirtió que el mundo se estaba quedando sin tiempo para un acuerdo efectivo en Kunming, que es parte de una ambición de varias décadas de vivir en armonía con la naturaleza para 2050.

Consumo excesivo de recursos naturales

Los científicos han advertido que la humanidad está provocando la sexta extinción masiva en la historia del planeta, impulsada por el consumo excesivo de recursos y la superpoblación. Un millón de especies están en riesgo de extinción en gran parte debido a las actividades humanas, según la evaluación de la ONU, que amenazan el funcionamiento saludable de los ecosistemas que producen alimentos y agua.

En el último conjunto de 21 objetivos que se negociarán en Kunming, las soluciones basadas en la naturaleza, como la restauración de turberas y la adopción de la agricultura regenerativa, contribuirán al menos con 10 GtCO2e (gigatoneladas de dióxido de carbono equivalente) al año a los esfuerzos de mitigación de la crisis climática global, alrededor de un tercio de las 32 GtCO2e de reducción de emisiones anuales necesarias según lo identificado en el informe sobre la brecha de emisiones 2020 del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, al tiempo que se garantiza que no haya impactos negativos en la biodiversidad.

Otros objetivos incluyen los esfuerzos para restaurar los hábitats marinos y de agua dulce, mantener la diversidad genética de las especies silvestres y domesticadas, aumentar los flujos financieros hacia los países en desarrollo, mejorar las divulgaciones comerciales sobre cómo sus actividades dañan el ambiente y respetar los derechos de las comunidades indígenas en la toma de decisiones sobre biodiversidad.

Fuente: https://www.theguardian.com/, Agencias


Recibe nuestro boletín de noticias ecológicas todos los días en Telegram a través de este enlace: https://t.me/masverdeperiodico

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.