[dropcap]E[/dropcap]l secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, inauguró esta semana el nuevo edificio de la organización multinacional, que fue restaurado a un costo de dos mil millones de dólares y posee un diseño que responde a las exigencias eco-ambientales más exigentes.

Del interior del nuevo edificio -entre otros cambios- fueron desterradas las instalaciones de amianto que se colocaron durante su construcción. El histórico edificio de Le Corbusier y Oscar Niemeyer ha sido actualizado y aportará ahorros significativos en energía, destacó Ki-moon.

Photobucket

Ahorro energético

[quote]»Con esta renovación reduciremos al menos el 50% de consumo de agua y energía y el 40% el consumo de carbón», destacó el secretario general de la ONU. El interior de la sede de la ONU combina el «nuevo» entorno ecológico y el mobiliario moderno con sillones, mesas y sillas de la década del cincuenta y que estuvieron siempre ahí desde su inauguración.[/quote]

Ban Ki-moon había prometido en 2008 transformar el edificio en «eficiente y ecológico». A pesar de la magnitud de los trabajos de restauración, las obras se realizaron sin afectar las actividades habituales de la organización.

Ban agradeció a todos los estados miembros de las Naciones Unidas por el financiamiento de la restauración del Palacio de Vidrio, tal como se conoce el edificio donde funciona la organización. El edificio de la ONU de 39 pisos está ubicado en East River, su revestimiento exterior es de vidrio y mármol de Vermont.

Fuente: ANSA, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.