La gobernación del departamento de Santa Cruz (oriente de Bolivia) declaró alerta en esa región por la muerte de seis millones de peces a causa de la ola de frío que golpeó al país en las últimas semanas, informó ayer una fuente oficial.

La Gobernación declaró la alerta naranja, tras verificar la muerte de los millones de peces en 300 kilómetros del curso de los ríos Grande, Piraí e Ichilo, situados en una región tropical que fue afectada por el frío.

El gobernador de Santa Cruz, Rubén Costas, dijo a los periodistas que lo ocurrido es una “catástrofe ambiental” provocada por el descenso de temperaturas en el oriente del país, algo que, dijo, no ocurría en los últimos 47 años.

Peligrosa contaminación

Precisó que las brigadas medioambientales que visitaron los lugares afectados constataron que los tres ríos están altamente contaminados por los peces muertos, por lo que alertó a la población a no utilizar esas aguas.

Señaló que la gobernación enviará maquinaria a las localidades situadas a orillas de los ríos para abastecer de agua potable a sus pobladores y prevenir un desastre sanitario. Costas anunció, además, que en los próximos días se dictará una veda a la pesca en los afluentes y también a la caza, con el fin de “repoblar” progresivamente la fauna en esa región.

La ola polar que azotó al Cono Sur en julio pasado ocasionó un grave descenso de temperaturas en el sur y oriente de Bolivia, incluso por debajo de los cero grados, cuando el termómetro suele estar por encima de los 20 grados en esas zonas. El Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (Senamhi) ha anunciado que esta semana ingresará al país un nuevo frente frío por el sur y oriente del país.

Fuente: Agencia EFE

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.