El 25 de diciembre se batió el récord de temperatura máxima en el Polo Sur al llegar a los -12,3 ºC y destronando de esta manera el anterior registro máximo de -13,6 ºC que databa de 1978.

Los datos los ofrece diariamente la estación meteorológica que se encuentra en la base estadounidense Amundsen-Scott -ubicada en el punto más austral del planeta, a unos 100 metros del Polo Sur- y comenzó su actividad el 9 de enero de 1957.

Comienzo cálido

Sin duda un inicio cálido, para aquella zona, del recién estrenado verano austral.

La base norteamericana se construyó para servir de apoyo al Año Geofísico Internacional, un estudio global de la atmósfera y la superficie terrestre, y desde entonces ha permanecido ocupada de manera continuada.

Fuente: RT, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.