Las esperanzas de BP de cerrar la fuga de crudo procedente del pozo petrolífero Macondo, en el Golfo de México, han quedado truncadas después de que el Gobierno de EEUU haya detectado signos de filtraciones en el lecho marino cercano a dicho pozo.

Por este motivo, el Ejecutivo ha ordenado a la multinacional que presente un informe sobre la fuga y otras posibles “anomalías” detectadas. “Ordeno que me suministren un procedimiento escrito para la reapertura de la válvula de contención lo más rápidamente posible, en caso de que se confirme la filtración de hidrocarburos cerca de la boca del pozo”, ha dicho Thad Allen, un almirante retirado de la Guardia Costera en una carta dirigida al jefe de la unidad de restauración de BP en la costa del Golfo de México, Bob Dudley.

La empresa consiguió por primera vez el jueves detener el flujo de crudo al Golfo, 87 días después de la explosión y posterior hundimiento de la plataforma ‘Deepwater Horizon’ que operaba en la zona en un accidente que ha provocado el mayor desastre ecológico en la historia de EEUU.

Escape de metano

Pese al anuncio de BP, las autoridades estadounidenses están preocupadas porque se ha detectado gas metano cerca del pozo accidentado.

La nueva filtración fue detectada por ingenieros que vigilan el pozo. Por su parte, algunos científicos creen que la campana de contención está impulsando el crudo a otras zonas y que se podrían producir mayores filtraciones a largo plazo.

BP aún no ha emitido ninguna respuesta a esta petición de las autoridades de EE.UU, pero ha manifestado que se tardarían tres días para comenzar el proceso de reabrir el sellado del pozo en los cuales el petróleo surgiría de nuevo del lecho marino.

Según la corresponsalía de la BBC en Louisiana, en la zona y pese a a que todavía no está permitida la pesca en la zona, los turistas están empezando a regresar a las playas del Golfo de México.

La tragedia en cifras

100

El fondo marino y las costas pueden tardar hasta un siglo en recuperarse.

3.500.000.000

La Deepwater Horizon pertenecía a la petrolera británica British Petroleum (BP), que cifra en US$3.500 millones el costo del incidente. Ya ha pagado más de US$200 millones a 32.000 demandantes y evalúa el pago de 17.000 indemnizaciones más, al tiempo que recolecta información respecto a otras 61.000 demandas.

944

Unos 944 kilómetros de costa han sido afectados por la marea negra. Por estados, lo peor se lo lleva Lousiana con 540 kilómetros, siguen Mississippi con 180 kilómetros, Florida con 114 kilómetros y Alabama con 110.

1.000

Se han instalado más de 1.000 kilómetros de barreras flotantes y otros 2.000 kilómetros de diques absorbentes.

6.500

Unos cien aeronaves son empleadas en la operación. Además, casi 6.500 barcos trabajan en la limpieza.

7.000.000

Se han recuperado más de 128 millones de litros de aceite mezclado con agua. Cerca de 7 millones de litros de dispersantes fueron lanzados al mar (y aun se desconocen los efectos que tendrán en la vida marina).

1/3

En casi un tercio de las aguas territoriales de EE.UU. en el Golfo de México ha sido prohibida la pesca.

17.500

El gobierno de EE.UU. ha desplegado 17.500 miembros de la Guardia Nacional de los estados afectados que se han unido a las labores de lucha contra el crudo.

43.000

Más de 43.000 personas luchan contra las consecuencias del vertido.

408

Los 408 incendios provocados sirvieron para reducir la cantidad de crudo derramado en la costa (y esparcirlo por el aire…).

Fuentes: EFE, BBC Mundo, Diario El Mundo

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.