Cerca de tres toneladas de vertidos químicos de una fábrica ilegal en las afueras de Shanghái provocaron una nube de gas tóxico que contaminó, durante varias horas el aire de la vecina ciudad de Jiaxing, de más de siete millones de habitantes, informó ayer la prensa china.

La Oficina de Protección Medioambiental de Shanghái señaló que la nube contaminante procedía de una fuga de disolvente de residuos orgánicos en una planta química en el distrito meridional shanghainés de Jinshan, que limita con la provincia china de Zhejiang, donde se encuentra la ciudad afectada.

Fuga de clorotolueno

El organismo oficial equivalente de Jiaxing estableció que la nube tóxica, que afectó a la ciudad durante al menos dos horas en los primeros momentos de la noche del pasado jueves, fue causada por una fuga de clorotolueno, un producto tóxico que se utiliza en la fabricación de pesticidas y tintes, y que llegó desde Shanghái.

No se ha informado de que haya habido ningún afectado, mientras las autoridades de Jiaxing, la concentración urbana con categoría de ciudad más cercana a Shanghái por el sur, aseguraron que la fuga del jueves no debería de haber causado daños serios a sus habitantes, ya que la nube era de baja densidad y no duró demasiado tiempo.

Fuente: EFE, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.