El científico ruso Vladimir M. Kotlyakov, una de las figuras más relevantes de la Geografía de su país, ha afirmado que el proceso de calentamiento global del último siglo está llegando a su fin y que «ya ha empezado el enfriamiento», que nos llevará a una glaciación dentro de unos 1.500 años.

Kotlyakov, director del Instituto de Geografía de la Academia de Ciencias Rusa, impartirá una ponencia en el XXIV Congreso de la Asociación de Geógrafos Españoles y en una entrevista a EFE, ha defendido que el clima está «en permanente cambio», un cambio que no es «obligatorio» que vaya siempre en la misma dirección.

Aumento de la superficie congelada de la Antártida

Así, rechaza los augurios de quienes predicen que la temperatura del planeta subirá hasta finales de este siglo porque no hay suficientes datos científicos para afirmarlo y aunque reconoce que ha aumentado 0,7 grados en los últimos cien años, recuerda que aún sigue siendo 1,5 grados más baja que en el periodo más cálido que vivió la Tierra, cuando todavía no había influencia humana.

Ha admitido que el hielo del Ártico está disminuyendo, pero no así en la Antártida, que solo se está viendo derretida en su parte occidental e, incluso, en el resto, el 90% de este continente, hay datos que apuntan que estaría creciendo.

Igualmente, el científico ha informado que, según los datos que han recabado gracias a las perforaciones que realiza junto con personal francés y norteamericano en la base antártica de Vostok, han podido determinar que en los últimos 400.000 años se han producido cuatro ciclos climáticos, en los que el 90% del tiempo eran de enfriamiento y el resto, de calentamiento.

solarllama3

Depende del Sol

Por todo ello, ha considerado que los datos apuntan más bien a que la Tierra se predispone hacia una glaciación, algo contra lo que, en todo caso, el ser humano poco o nada puede hacer, tanto contra ello como contra cualquier posible calentamiento, ya que depende fundamentalmente del calor que desprenda el Sol.

«Afortunadamente», toda la fuerza de la humanidad es «incomparable» con la fuerza del sol, ha dicho, y «está tan bien hecho todo» que el hombre no puede hacer demasiado. No obstante, sí que ha defendido la importancia de disminuir la emisión de gases de efecto invernadero porque, además, influyen nocivamente en otros muchos procesos terrestres y en el estado de la atmósfera.

Kotlyakov ha considerado, asimismo, que las pasadas glaciaciones que se dieron ya con la presencia del Homo Sapiens en el planeta fueron positivas, ya que estimularon el descubrimiento del fuego o la creación de la ropa para protegerse, por lo que aceleraron el desarrollo y la evolución de la especie.

 photo enfriamiento-global2.jpg

Antecedentes históricos

Sin ir más lejos, ha recordado la llamada «pequeña glaciación», que afectó a Europa durante los siglos XV, XVI y XVII, periodo en el que la nieve cubría amplias zonas que no cubre actualmente. No cree, ha asegurado, que el hombre pueda inventar algo para revertir un proceso de cambio climático o glaciación, pero «quién sabe», ha dicho.

En todo caso, ha insistido en que estos cambios se producirán, como siempre se han producido, de forma «gradual» y no brusca, por lo que los habitantes de la Tierra que vivan dicha glaciación apenas la notarían. En otro orden de cosas, Kotlyakov ha explicado que en las perforaciones realizadas en Vostok han descubierto también el lago glacial más grande del mundo, que ha recibido el mismo nombre que la base.

En él, datado en unos 15 millones de años de antigüedad antes de quedar aislado por el hielo, han encontrado indicios de materia orgánica que permiten albergar la hipótesis de que pueda haber alojado vida «completamente distinta» a la que hemos conocido hasta hoy.

Fuente: http://www.larazon.es, EFE, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.