Francisco Javier Vera, un niño colombiano ambientalista que saltó a la fama por sus capacidades oratorias y opiniones sobre temas que podrían parecer “impropios” para su edad, se encuentra de visita en el campamento de Fridays For Future que los activistas comandados por Greta Thunberg levantaron muy cerca de la sede de la COP26 en Glasgow.

Vera ha expresado en más de una ocasión ser uno de los mayores admiradores de Thunberg, aunque no siempre está de acuerdo con ella. Y por fin se han conocido en Glasgow. Los dos activistas han podido mantener un breve encuentro en el que ambos se han elogiado. «Eres una inspiración para muchos jóvenes en el mundo, especialmente para mí”, le dijo la activista sueca al niño de doce años, según informa el diario La Vanguardia.

La voz de los niños

El propio Vera ya ha dejado claro que su encuentro con Thunberg no es importante: «También la admiro a ella pero esta COP26 no se debe centrar en el encuentro de dos activistas sino en las decisiones y compromisos que van a tomar los Gobiernos».

Este niño colombiano es un firme defensor de los derechos del planeta. Su gran preocupación es poder frenar a tiempo los efectos del cambio climático y por ello quiere meter presión a los Gobiernos para que cumplan lo que prometen: «Los discursos de deben aplicar. El Amazonas se está incendiando y deforestando, los océanos están llenos de plástico y los polos se están derritiendo».

Francisco Vera se autodefine como un “activista ambiental en defensa de la vida”. A su corta edad forma parte del movimiento Guardianes por la vida, que aglutina a niños y niñas que luchan contra el cambio climático. Se encuentra en Escocia para «representar la voz de los niños, la voz de muchos ciudadanos» ante uno de los mayores retos que se enfrenta la humanidad.

Ambientalista de nacimiento

Este niño es toda una celebridad en Colombia y, prácticamente, en toda Sudamérica. Comenzó defendiendo los animales y la naturaleza a los 7 años desde la localidad de Villeta y pronto comenzó a abarcar otras causas. Incluso ha dado discursos en el Senado de Colombia y se ha convertido en embajador de Buena Voluntad de la Unión Europea en Colombia.

Toda esta exposición le ha valido recibir numerosas amenazas de muerte por sus ideales – ha sido acusado de ser un niño instrumentalizado por el poder – y burlas por su forma de ser y hablar. A principios de año tuvo que grabar un vídeo casero en el que aseguraba que nadie le iba a callar. Iván Duque, presidente de Colombia, salió en su defensa.

El papel de Vera es complicado. Colombia es el país donde más se asesinan a activistas medioambientales. Según la ONG Global Witness el 2020 se saldó con la vida de 65 ambientalistas. Esta situación ha provocado que Vera haya tenido varios episodios de ansiedad y haya tenido que ser tratado. No obstante, este niño colombiano está dispuesto a lidiar con esta realidad para seguir haciendo pedagogía sobre el cambio climático.

Fuente: https://www.lavanguardia.com/, Agencias


Recibe nuestro boletín de noticias ecológicas todos los días en Telegram a través de este enlace: https://t.me/masverdeperiodico

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.