Paul Oquist, jefe de la delegación de Nicaragua a la Conferencia de Cambio Climático (COP21), reiteró que su país exige responsabilidades históricas ante ese fenómeno, en declaraciones desde París a una televisora local.

«Nosotros exigimos que haya esos registros históricos de las emisiones, de las responsabilidades históricas para lograr un tanto la reducción (de gases de efecto invernadero)», sostuvo el secretario de políticas públicas del gobierno nicaragüense desde la sede de la Cumbre de las Partes organizada por la ONU.

 photo cop21final16.jpg

Temas candentes

Nicaragua seguirá luchando por el tema de las indemnizaciones, que no fue incluido en el documento de la COP21, subrayó. Ante esa realidad este país exigió que se abra una cuenta de carbono basada en las responsabilidades históricas de las naciones responsables del cambio climático, para que ellas reduzcan sus emisiones a fin de lograr la meta de 1.5 grados.

Oquist criticó la idea del documento aprobado el pasado sábado (por mayoría) de realizar un examen de la situación en los próximos cinco años y dentro de una década otro ejercicio de las llamadas Contribuciones Previstas Determinadas a. Nivel Nacional (INDC). Eso no es ni científico ni objetivo, ni es algo que podemos medir porque es la voluntad de cada uno, enfatizó el representante de Nicaragua. Se pronunció por defender a la Madre Tierra y la Humanidad frente al flagelo del cambio climático. Paul Oquist manejó entre otras cifras que los 20 emisores más grandes lanzan a la atmósfera el 78% de las emisiones y atesoran el 76% de los ingresos nacionales brutos.

«Tienen el CO2 y tienen el dinero», comentó en referencia al grupo de naciones más industrializadas. En contraposición su país realiza el 0,03% de las emisiones, eso es 0.8 toneladas per cápita, con un total de 4.8 millones de toneladas vertidas anualmente, advirtió.

 photo cop21final13.jpg

¿Quiénes son los responsables?

«¿Nos sentimos nosotros responsables del cambio climático?, no. ¿Hemos hecho algo acerca del cambio climático? Muchísimo», se preguntó y respondió el jefe de la delegación nica a la cumbre realizada en la villa parisina Le Bourget. Insistió en el dato de que Nicaragua pasó del 25% del uso de energía renovable en 2007 a 52% en 2014. Así el año pasado ahorramos 2.1 millones de toneladas de (emisión de) CO2 por la conversión a la energía renovable, detalló.

También el citó el proyecto del Gran Canal Interoceánico, que cuando entre en explotación a principios de la próxima década reducirá la cuenta (de emisiones) del transporte marítimo mundial en 32.5 millones de toneladas todos los años.

Estamos exigiendo indemnizaciones de los países que han causado el fenómeno para que los otros países centroamericanos, y otros vulnerables del mundo, podamos hacer frente al cambio climático sin poner en peligro nuestros logros de desarrollo ni limitar el potencial de desarrollo, concluyó Oquist.

 photo cop21final6.jpg

Un bloqueo frustrado

Durante las negociaciones Nicaragua indicó que se negaba a aceptar los cambios en el borrador final del acuerdo y que pensaba bloquearlo. La obstrucción de Nicaragua hubiera mandado al traste el pacto, que obligatoriamente debía aprobarse por consenso, si no fuera porque el resto de países de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América, ALBA, (Venezuela, Ecuador, Bolivia o Cuba) le dejaron sola.

La agencia EFE aseguró que tanto el presidente de Estados Unidos, Obama, como el de Cuba, Raúl Castro, llamaron al de Nicaragua, Daniel Ortega, para pedirle que no impidiera el acuerdo.

Fuente: Prensa Latina, EFE, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.