[dropcap]U[/dropcap]na propuesta aprobada en pleno municipal por Izquierda Unida (IU), partido político que gobierna la localidad de Olvera en Cádiz, España, declarando la población como «ciudad libre de corridas de toros», ha provocado una polémica social y la unión de PSOE y PP contra la medida.

La posición de IU en OIvera es muy crítica además con el apoyo administrativo, económico y político que dispensa la Junta de Andalucía a la fiesta nacional. Jacobo Camarero, portavoz del grupo municipal de IU en el Ayuntamiento de Olvera basa su oposición a las corridas de toros en dos ejes: «el económico y el ético».

corridasdetoros9

Problema ético y moral

El edil de IU manifestó en el pleno donde se aprobó a declaración -celebrado el pasado día 30 de enero- que «en un contexto de crisis consideraban no es ético que los poderes públicos gasten tanto dinero en este tipo de espectáculos», y adelantó que su equipo de gobierno destinará esos fondos a la generación de empleo: «Una corrida de toros nos podría costar a las arcas municipales en torno a unos 40.000 euros (54.000 dólares), que ahora van para partidas que apoyan el empleo, como los planes de empleo municipal, ayudas al empresario autónomo, planes para facilitar el primer empleo a jóvenes con formación, en definitiva, a políticas sociales».

Mediante la propuesta, Olvera se ha adherido a la Red de Ciudades Antitaurinas como «ciudad libre de corridas de toros». El acuerdo salió adelante con los seis votos a favor de los concejales del grupo municipal de IU, y el voto de calidad del alcalde, José Luis del Río, ya que tanto los cuatro concejales del grupo socialista, que asistieron al Pleno, como los dos concejales del grupo popular, votaron en contra de esta propuesta, que ha causado según IU «un aluvión de apoyos en las redes a sociales, y a través de correos electrónicos». La coalición de izquierdas se muestra contraria a la fiesta nacional «por suponer un tipo de tortura animal, y por su elevado costo».

corridasdetoros7

También se insta a la Junta de Andalucía a no sufragar gastos relacionados con la tauromaquia y a no declarar este negocio «Bien de Interés Cultural», hecho que motivaría -según la moción aprobada- «la percepción de onerosas subvenciones y el aumento del gasto público en este tipo de tortura animal, en demérito de la sanidad, la educación, la investigación y el empleo».

Por la misma razón, en el acuerdo impulsado por IU se solicita a la UNESCO que la tauromaquia no sea declarada «Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad», y se apoya «la iniciativa de 220 asociaciones de todo el mundo para que la ONU redacte una Declaración Universal sobre Bienestar Animal». Por último, en la propuesta se acuerda solicitar la inclusión de Olvera en la Red de Municipios Antitaurinos.

Fuente: Fuente: Diario El Mundo, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.