Al este de Sverdiovsk en los Urales – cordillera montañosa ubicada entre Rusia y Kazajistán- la temperatura que se está registrando durante el día, durante la reciente onda de frío siberiano bajó de los -30 grados y los pescadores detectaron masivas muertes de peces, fenómeno no visto desde hace más de 30 años en el río Isbitka. Situación similar se vive en Italia en el mar adriático donde amanecieron miles de peces muertos en Venecia.

Los habitantes del pueblo de Chebakov detectaron la muerte masiva e intentaron salvar a los peces de la zona, informó el medio ruso Vesti. Un pescador se dio cuenta que había un pez muerto en una parte del río donde el hielo era más débil y por primera vez logró capturar a uno y salvarlo. El pez estaba nadando en busca de oxígeno para sobrevivir.

Espectáculo desolador

Los residentes se lamentaron, según informó el medio ruso, ya que seguramente no tendrán peces en primavera. Muchos pescadores y lugareños fueron a pie por los ríos para socorrerlos. Este fenómeno se repite en otros puntos de Europa, sumergida bajo el frío, el hielo o la nieve. En la laguna de Véneto se registró hace 48 y 24 horas una masiva muerte de peces.


En Jesolo, territorio que se extiende a lo largo de la costa de Venecia en el mar Adriático se registró un desolador espectáculo con la aparición de miles de peces muertos en sus playas, fenómeno no visto desde 1985 para algunos.

Fuente: La Gran Época, Agencias
Artículo original de lagranepoca.com

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.