Una manada de 15 elefantes salvajes se acercaba este miércoles a la ciudad de Kunming, capital de la provincia de Yunnan, suroeste de China, desafiando los intentos de redirigirlos después de un viaje de varios cientos de kilómetros desde los bosques del sur del país.

El grupo de elefantes asiáticos, que incluye tres crías, originalmente vivía en una reserva natural, según la agencia de noticias Xinhua, y ha caminado casi 500 kilómetros por carreteras y campos de cultivo durante los últimos meses. Se encontraban a pocos kilómetros de los límites de Kunming, una ciudad de unos 8 millones de habitantes, en la tarde del 2 de junio, según la televisión estatal CCTV.

Evitando conflictos a toda costa

Si bien no está claro por qué los elefantes se están moviendo hacia el norte, el informe de Xinhua explica que una disminución de las plantas comestibles en los hábitats forestales ha ejercido presión sobre los animales, cuyo número ha aumentado en Yunnan en las últimas décadas.

Pueden surgir conflictos entre las personas y los elefantes cuando abandonan las áreas protegidas para ingresar a las aldeas y comer cultivos. Unos 6,8 millones de yuanes (1,1 millones de dólares) en daños han sido causados ​​por esta manada de elefantes, según Xinhua.

Los gobiernos locales de Yunnan, que limita con Vietnam, Laos y Myanmar, han utilizado barricadas y toneladas de comida para tratar de cambiar el rumbo de los elefantes en las últimas semanas, mientras evacuaban áreas residenciales.

Fuente: https://www.reuters.com, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.