Cinco millones de kenianos se enfrentan al hambre por la sequía en su país causada por el cambio climático, mientras Estados Unidos y la Unión Europea no ofrecen un compromiso para combatir el aumento de las temperaturas.

«Mientras Estados Unidos y la Unión Europea juegan a sus juegos políticos, los niños y las mujeres vulnerables de Kenia continúan sufriendo los impactos devastadores del cambio climático», indicó semanas atrás en conferencia de prensa el coordinador de la Alianza Panafricana para la Justicia Climática, Mithika Mwenda.

«El Titanic»

«Parece que estamos en el Titanic: nosotros los africanos nos vamos a hundir primero, pero aquellos arriba -Estados Unidos y Europa- no deberían sentirse tan seguros porque se hundirán también», agregó el activista.

Este colectivo, que representa a cerca de 300 ONG de 45 países africanos, criticó a Europa por resistirse a un compromiso para ampliar la vigencia del protocolo de Kioto y a Estados Unidos por su reticencia a cualquier decisión colectiva dentro de la Convención Marco de la ONU sobre el Cambio Climático.

«Lo que hace falta es recuperar la confianza tras los fracasos y que los países desarrollados se comprometan a una reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero para evitar una catástrofe medioambiental en África», añadió Mwenda.

Compromiso vinculante

Según los expertos del Panel Intergubernamental de Cambio Climático (IPCC) de la ONU, los países industrializados deben reducir sus emisiones de gases entre un 25 y un 40 por ciento en 2020 respecto a los niveles de 1990.

Hasta el momento, las 42 principales economías se han comprometido a un recorte de entre el 3 y el 30 por ciento, insuficiente para que contener la subida de temperatura por debajo de los 2 grados Celsius en relación a los niveles preindustriales.

Fuente: EFE, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.