La cuarentena ha vaciado las calles de gran parte del mundo y ya se había visto en semanas anteriores cómo algunos animales habían empezado a ocupar estos espacios. Pero no solo las calles están vacías, también las playas, algo que algunas especies de tortugas marinas están aprovechando.

En las playas de Odisha, en la India, hace unos días más de 70.000 tortugas Olive Ridley (de 60 centímetros y unos 50 kilos) comenzaron a anidar sin la presencia de los turistas que habitualmente visitan esas playas para verlas, según cuenta el diario La Nación. Estas tortugas se encuentran en peligro de extinción.

Cientos de nacimientos

Aparte de la presencia de humanos, el año pasado también fue dificultosa la anidación debido a la presencia del ciclón Titli. Según la Organización de Vida Silvestre de esta provincia, el 50% de la población mundial de esta especie anida en sus costas.

La Organización limpia la zona para que las tortugas puedan anidar cómodamente y también protege a las crías de las aves y los cangrejos de la zona. Hasta el momento, 790.000 tortugas han dejado sus huevos en las playas de Gahirmatha y Rushikulya.

Las tortugas marinas del norte de Brasil también han aprovechado la ausencia de seres humanos en las playas. En un balnerario del estado de Pernambuco, nacieron 97 tortugas carey en la playa Janga el pasado 22 de marzo.

Según cuenta La Nación, la Prefectura de Paulista informó que la eclosión de los huevos y la entrada en contacto de las tortugas con el agua fue posible gracias a los técnicos del Centro de Sostenibilidad Urbana (NSU). En 2020, han nacido en la costa de Paulista 291 tortugas marinas, de las cuales 204 son de la variedad carey. Estas tortugas se encuentran en «peligro crítico», según indica World Wildlife Fund (WWF).

Fuente: https://www.20minutos.es/, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.