Miles de tortugas marinas pusieron sus huevos en la costa de Nicaragua durante el fin de semana bajo la atenta mirada del ejército, que protege los nidos de posibles depredadores, incluidos los humanos.

Las tortugas golfina (Lepidochelys olivacea) migran largas distancias para desovar entre julio y enero en los refugios de vida silvestre de la costa del Pacífico de La Flor y Chacocente, áreas donde la especie en peligro de extinción está protegida contra los depredadores que saquean sus nidos.

Amenazadas por los humanos

La playa La Flor, en San Juan del Sur, es un destino turístico en el sur de Nicaragua. Es un lugar ideal para que anide la tortuga golfina debido a su clima tropical y sus cálidas aguas, que favorecen la reproducción, según los ambientalistas. La especie de tortuga, que en la edad adulta mide poco más de medio metro de largo y pesa unos 38 kilogramos, puede poner unos 90 huevos en 24 horas. El proceso de incubación tarda de 40 a 70 días.

Las autoridades del Ministerio de Recursos Naturales y Medio Ambiente de Nicaragua estiman que de cada 100 tortugas que nacen, 90 entran al mar, pero solo tres llegan a la edad adulta. Las autoridades ambientales están implementando un plan de conservación de tortugas marinas en asociación con el ejército para evitar que las comunidades vecinas saqueen los nidos.

La golfina, que se distingue por su color verde oliva, es una de las cinco especies de tortugas que anidan en Nicaragua, además de las tortugas verde, carey, boba y baula.

Fuente: https://phys.org/, Agencias


Recibe nuestro boletín de noticias ecológicas todos los días en Telegram a través de este enlace: https://t.me/masverdeperiodico

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.