Decenas de miles de personas en Reino Unido firmaron una petición para salvar a una alpaca llamada Geronimo, a quien el gobierno insistió el viernes en que debe ser sacrificada después de dar positivo por tuberculosis bovina (TBb). La petición, «Salva a Gerónimo, deja de matar alpacas sanas sin una ciencia válida», ha atraído casi 82.000 firmas desde que su dueña Helen Macdonald lanzó la apelación hace seis días.

Pide que el animal macho nacido en Nueva Zelanda se vuelva a examinar con una herramienta de diagnóstico diferente, alegando que dos análisis de sangre que muestran que tiene TBb no son confiables. Macdonald, de 50 años, veterinaria y criadora de alpacas que tiene una granja en Gloucestershire, en el oeste de Inglaterra, argumenta que las inyecciones de tuberculina administradas a Geronimo desde que llegó en 2016 pueden producir resultados falsos positivos.

Ciencia inexacta

También ha afirmado que no se han realizado ensayos en alpacas para evaluar la precisión de las pruebas de TBb efectuadas por el Departamento de Medio Ambiente, Alimentación y Asuntos Rurales (DEFRA). «Si él está dispuesto a matar a un animal sano frente a todo el mundo sin probarlo adecuadamente primero, entonces es una situación lamentable», dijo Macdonald, refiriéndose al secretario de Medio Ambiente, George Eustice.

El político ha insistido en que el ministerio utiliza «una prueba altamente específica y confiable» y Geronimo debe ser sacrificado. Macdonald, por su parte asegura que el mes pasado un juez del Tribunal Superior desestimó su apelación y confirmó el veredicto de DEFRA sobre «la sospecha de enfermedad».

El tribunal volvió a emitir una orden de matanza de Geronimo dentro de 30 días a partir del 5 de agosto, según la petición, que afirma que Eustice todavía tiene el poder de salvar la alpaca. La difícil situación de Geronimo ha atraído una mayor atención con The Sun, el tabloide más vendido de Gran Bretaña, que difundió la historia en la portada del viernes.

“Mentiras totales”

El primer ministro Boris Johnson incluso se ha visto envuelto en la controversia, y su portavoz confirmó que el líder británico no intervendría. «El Secretario de Medio Ambiente ha examinado este caso con mucho cuidado, varias veces durante los últimos años, y ha contrastado toda la evidencia con veterinarios expertos junto con la Agencia de Sanidad Animal y Vegetal», dijo el portavoz.

«Sabemos lo angustioso que es perder animales a causa de la tuberculosis para los granjeros y nuestras condolencias están con la Sra. Macdonald y con todos los animales afectados por esta terrible enfermedad». Sin embargo, Macdonald ha prometido «interponerse en el camino de cualquier pistolero que venga a matar a Geronimo» y, mientras las emociones aumentaban, el viernes acusó a Eustice de decir «mentiras totales».

Fuente: https://phys.org/, Agencias


Recibe nuestro boletín de noticias ecológicas todos los días en Telegram a través de este enlace: https://t.me/masverdeperiodico

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.