Mil millones de niños corren un riesgo extremadamente alto de sufrir los impactos de la crisis climática, sobre todo en África, alertó este fin de semana un reporte del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef). De acuerdo con ese informe, el cambio climático amenaza la salud, la educación y la protección de los menores de edad, particularmente en la República Centroafricana, Chad y Nigeria, entre otros países.

La cantidad de niños en riesgo probablemente aumentará a medida que se aceleren los impactos de las alteraciones climáticas, advirtió Unicef y pidió a los gobiernos que aumenten la inversión en adaptación y resiliencia. Asimismo, el estudio clasifica a los países en función de la exposición de los menores a las perturbaciones climáticas y ambientales, como ciclones y olas de calor, así como su vulnerabilidad en función del acceso a servicios esenciales.

El tiempo para la acción climática es ahora

Teniendo en cuenta esos términos, quienes viven en la República Centroafricana, Chad, Nigeria, Guinea y Guinea-Bissau son más vulnerables a los efectos de las alteraciones del cima, un fenómeno que pone en peligro su salud, su educación y su protección y los expone a enfermedades mortales.

El informe de Unicef también revela una discrepancia entre el lugar donde se generan las emisiones de gases de efecto invernadero y el lugar donde los niños sufren los mayores impactos provocados por el clima. Los 33 países clasificados de muy alto riesgo en el reporte son responsables solo del nueve por ciento de las emisiones mundiales de dióxido de carbono, detalla esa entidad de ONU.

Casi la mitad del total de dos mil 200 millones de niños en el mundo viven en una de esas 33 naciones de alto riesgo climático, subraya Unicef. El Índice de Riesgo Climático de la Infancia fue presentado en colaboración con el proyecto Viernes para el futuro, cuando se conmemora el tercer aniversario de ese movimiento iniciado por la activista sueca Greta Thunberg, quien llamó a huelgas escolares para exigir medidas inmediatas que frenen el calentamiento global.

Tras conocer el reporte de Unicef, el secretario general de la ONU, António Guterres, apuntó en su cuenta oficial en Twitter que la crisis climática es también una crisis de los derechos de los niños. El tiempo para la acción climática es ahora, expresó el titular, quedarse sin hacer nada no es una opción.

Fuente: https://www.prensa-latina.cu, Agencias


Recibe nuestro boletín de noticias ecológicas todos los días en Telegram a través de este enlace: https://t.me/masverdeperiodico

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.