[dropcap]D[/dropcap]efensores y detractores de las corridas de toros libran en la capital mexicana su última batalla, después que una comisión de la Asamblea Legislativa de la ciudad abriera la oportunidad de cancelar este controvertido espectáculo.

“Si lo prohíben dejan sin trabajo a cinco mil personas con empleo directo y a otro número similar con empleo indirecto”, argumentó el promotor gerente de la Monumental Plaza México -que tiene una capacidad para 40 mil personas-, Juan Castañeda.

En este sentido la Dra. Leonora Esquivel, portavoz de la coalición “Sin Violencia”, expuso mediante argumentos contundentes por qué es falso que la prohibición de la tauromaquia implicaría perjuicios laborales para quienes obtienen ingresos de esta actividad: Los supuestos 1,200 empleos (temporales y mal remunerados) que derivan de las corridas de toros, se traducirían en no menos de 2,500 empleos estables si la plaza de toros “México” fuera convertida en un centro deportivo, cultural, comercial y sede de eventos como conciertos masivos. Señaló que a la más reciente “temporada grande” de la referida plaza, concurrieron 9,000 personas, en tanto que tres conciertos ofrecidos en dicho lugar reunieron a 20,000 asistentes.

Violencia innecesaria

El pasado marzo una comisión de la Asamblea Legislativa (congreso local) del Distrito Federal aprobó un proyecto de ley que prohíbe las corridas de toros en esta ciudad, con tres votos a favor y dos abstenciones.

La iniciativa, que deberá ser llevada al pleno de la Asamblea antes que concluya el actual periodo de sesiones, el próximo 30 de abril, pretende modificar el artículo 42 de la Ley para la Celebración de Espectáculos Públicos.

En opinión de Mariana Boy del Partido Verde Ecologista de México (PVEM), además del maltrato animal, las corridas deben prohibirse por las implicaciones sociales y psicológicas que tienen.

[quote]”Está comprobado que el hecho de ser espectador de este tipo de eventos insensibiliza a las personas en términos de maltrato animal y también son más propensos a estar en situación de maltrato infantil o de género”, manifestó.[/quote]

Conflicto iniciado en 1970

Por su parte Juan Castañeda, hizo hincapié en que no se trata de un espectáculo violento que pueda causar problemas de agresividad en sus espectadores, como dicen los antitaurinos. “Hasta ahora no ha habido ningún torero que por dedicarse a ello se le hubiera ocurrido matar gente”, razonó.

El debate sobre la prohibición o no de las corridas de toros en México no es nuevo, tal y como recordó la ex directora del emblemático zoológico de Chapultepec María Elena Hoyo, quien fue la primera mujer en dirigir este centro, el segundo mayor del país.

Desde los años 70, Hoyo combate las corridas de toros pues afirma que se trata de un espectáculo “primitivo” y “salvaje”, que ya sólo se permite en ocho países y que a su juicio está en las últimas.

[quote]”Siento que los jóvenes hoy en día desprecian ese tipo de espectáculos, por llamarles de algún modo, y están apuntalando con su ausencia la fiesta. Es una tradición que ya tiene los días contados, se va a morir por inanición”, apuntó.[/quote]

Fuente:
tabascohoy.com, AnimaNaturalis.org, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.