El gobierno de Ciudad de México clausuró el pasado 20 de Diciembre su principal depósito de basura, considerado como “el más importante del mundo”, para evitar la contaminación de los mantos acuíferos y de la atmósfera.

Con el cierre definitivo de este relleno sanitario “se da un avance relevante para la Ciudad de México, pues se trata del sitio de disposición final de basura más importante del mundo”, destacó el alcalde del Distrito Federal, Marcelo Ebrard.

Reducción de Co2

Aseguró que la clausura definitiva de este depósito, denominado Bordo Poniente, “contribuirá de manera significativa a reducir dos millones de toneladas bióxido de carbono, principal gas de efecto invernadero (GEI)”.

Durante 20 años el Bordo Poniente, ubicado en una parte de lo que fuera el Lago de Texcoco, fue prácticamente el único sitio de disposición final de basura de la zona metropolitana de Ciudad de México, donde viven unos 19 millones de personas.

En esas dos décadas, el sitio de 375 hectáreas acumuló más de 72 millones de toneladas de desechos, que en algunos lugares alcanza una altura de 17 metros. Este vertedero llegó a almacenar unas 12.600 toneladas diarias en Ciudad de México, una de las urbes más pobladas del mundo y que genera el 1,5% de los gases de efecto invernadero en el país.


Reciclaje de desechos orgánicos

En los últimos tres años, las autoridades locales trabajaron para disminuir la llegada de basura a este depósito y para ello se puso en marcha un Plan de Acción Climática para el aprovechamiento de residuos del lugar.

El alcalde explicó que los desechos orgánicos han permitido desarrollar un proyecto de producción de compost para abono en calles y parques, incluso para áreas agrícolas de la zona metropolitana, con lo que “se logró disminuir 2.800 toneladas diarias de basura que recibía el bordo”.

Detalló que el resto de la basura inorgánica se trasladó a una planta en el barrio de San Juan de Aragón para separar la que tiene valor calórico destinada a la industria del cemento. También adelantó que en 2012 se invertirá en equipo tecnológico para poner en práctica un proyecto de captura del biogás para la generación de electricidad.

Consecuencias

Sin embargo el cierre de este relleno sanitario trajo consigo la acumulación de basura en las calles de la capital mexicana durante los últimos días de 2011 según reseña la agencia BBC Mundo. “Esperamos resolver el problema en los próximos días. Hay un volumen inusual de basura”, explica Rosalío Nava, director de transferencia de la Secretaría de Obras.

Cientos de camiones que recogen los desperdicios permanecieron varados hasta por 24 horas en los llamados Centros de Transferencia, donde se concentra la basura antes de ser seleccionada y enviada a vertederos en los vecinos estados de México y Morelos.

Con las fiestas navideñas aumentó la producción de desperdicios, especialmente orgánicos. Además, la mitad de los trabajadores del servicio de limpieza estaban de vacaciones. Según las autoridades, la crisis se resolverá en unos días, cuando se habiliten unos mil contenedores en varias partes de la ciudad para concentrar los desperdicios.

Fuente: EFE, BBC Mundo, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.