En una acción legal que sienta un importante precedente, las autoridades mexicanas han arrestado a seis presuntos traficantes de totoaba bajo cargos de Crimen Organizado y Crímenes contra el Medio Ambiente. Esta es la primera vez que se aplican cargos de esta naturaleza en México.

Un comunicado de prensa emitido por la Procuraduría General de la República de México indica que los arrestos se realizaron durante una serie de redadas coordinadas el pasado 11 de noviembre, ejecutadas para hacer cumplir las órdenes emitidas a principios de año.

Cooperación internacional

Los traficantes de vida silvestre arrestados fueron: Sunshine Rodríguez Peña, Juan Luis García Ruiz “La Yegua”, Luis Aldaz Valenzuela y Segundo Valenzuela. Los datos confidenciales de Earth League International sobre los carteles de totoaba de la «Operación Oro falso» ayudaron a respaldar el trabajo de las autoridades mexicanas.

Después de años de compartir datos sobre traficantes de vida silvestre con las autoridades mexicanas, Earth League International se complace en ver que sus Informes de inteligencia confidenciales (CIB) se han utilizado para apoyar el trabajo de las agencias policiales mexicanas, en un esfuerzo por salvar a los pocos ejemplares restantes de la marsopa vaquita de la extinción.

La caza furtiva de totoaba es la causa principal del declive de la vaquita marina, el mamífero marino más amenazado del mundo, que existe solo en una pequeña región en el Alto Golfo de California de México. Lamentablemente, quedan menos de 15 vaquitas en estado salvaje.

Amenaza permantente

La totoaba es una gran especie de lubina endémica de las aguas de México y protegida por el derecho internacional. Los cazadores furtivos capturan totoabas por sus vejigas natatorias, que a menudo se conocen como “la cocaína del mar” debido al alto precio que exigen en el mercado negro chino.

Las redes de enmalle que utilizan los cazadores furtivos para capturar totoabas a menudo se extienden por varios cientos de metros de largo y forman barreras invisibles bajo el mar. Las vaquitas, que son aproximadamente del mismo tamaño que las totoabas, se enredan en las mortales redes ilegales y se ahogan. Las ballenas, delfines, tiburones y tortugas marinas también son víctimas de estas redes ilegales.

Sea Shepherd también ha estado trabajando con las autoridades mexicanas para disuadir la caza furtiva y eliminar las redes de enmalle ilegales que amenazan la supervivencia de la vaquita desde 2015. Hasta la fecha, la Operación Milagro de Sea Shepherd, ha retirado más de 1.200 piezas de redes de pesca ilegales del Refugio de la Vaquita, un área protegida por el gobierno federal y reconocida por la UNESCO en la que está prohibida la pesca con redes de enmalle.

Earth League International insta al gobierno mexicano a continuar procesando a los criminales de los sindicatos del crimen organizado ambiental y actuar contra los traficantes chinos que residen en México, quienes son los verdaderos impulsores de la cadena de suministro ilegal de totoaba que está llevando a la vaquita a la extinción.

Fuente: https://worldanimalnews.com, Agencias


Recibe nuestro boletín de noticias ecológicas todos los días en Telegram a través de este enlace: https://t.me/masverdeperiodico

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.