[dropcap]A[/dropcap]mber Burckhalter, una entrenadora profesional certificada y propietaria de un par de centros de entrenamiento en Atlanta, EU, ofrece algunos grandes consejos para ayudar a evitar las mordidas de perros. Como madre y propietaria de un enérgico boxer, Burkhalter ofrece consejos para ayudar a mantener la paz entre las mascotas y los niños de la casa:


Nunca dejes a niños y perros sin supervisión: Si ninguno de los dos está preparado para la convivencia mutua, es un riesgo para ambos. Los niños nunca deben tocar un perro dormido, enfermo, comiendo, extraño o que acabe de tener cachorros. Los padres a menudo esperan que los perros simplemente se adapten a los niños y soporten que les jalen las orejas y colas y los molesten. Se les debe enseñar a los niños a respetar a los perros y darles su espacio.

Crea zonas libres de niños: Los perros de la familia deben tener una zona libre de niños, ya sea un espacio o cuarto de la casa donde pueda aislarse, especialmente cuando la misma está llena de familiares y ruidos extraños.

Establezcan reglas en el hogar: La familia no debe permitir nunca juegos rudos con el perro. Burckhalter también sugiere distribuir la comida y los premios lejos de los niños. No permitan que el perro coma del plato del niño o que juegue con sus juguetes. Los niños tampoco deben jugar con los juguetes de las mascotas.


Entrena y socializa con tu perro: La entrenadora de perros Amber Burckhalter compartió con Mother Nature una terrible tragedia que ocurrió en su vecindario. Un niño fue mutilado por un perro que había pasado su vida amarrado afuera. Los gritos y la carrera de un niño cerca de él causaron que explotaran años de frustración reprimida en ese perro que carecía de habilidades sociales. Cuando la cadena que ataba al perro se rompió, dijo Burckhalter, la frustración se convirtió en ataque. El perro fue sometido a una eutanasia y el niño pasó meses en el hospital. Todos los perros deben ser entrenados para manejar varias distracciones como niños, animales pequeños y bicicletas.

Lleva a tu perro a un entrenamiento de obediencia y conviértelo en un asunto familiar: Involucra a los niños en métodos de entrenamiento positivos. Asegúrate de que la raza de tu perro sea compatible con tu estilo de vida: Investiga el tipo de perro que tienes y respeta sus instintos, aconseja Burckhalter.

Entender los rasgos de tu perro te ayudará a ser un mejor dueño: Si tienes un pitbull con mucha energía, debes dar largas caminatas diarias con él para ayudarlo a quemar esa energía extra y evitar que se aburra y sea una amenaza para tus zapatos. Sé honesto acerca de las necesidades de tu perro y si puedes cumplirlas.


Prepáralo para la llegada del bebé: Si tu perro requiere largas caminatas, comienza a llevarlo a una guardería de perros o contrata a alguien que lo pasee para que haga ejercicio. Establece la regla de no subirse a los muebles y refuérzala. Deja que tu perro huela la cobija del bebé y otras de sus pertenencias. Instala semanas antes el asiento del bebé en el coche.

Esteriliza o castra a tu perro: La mayoría de los ataques de perros provienen de machos que no han sido castrados, dice la entrenadora de perros Amber Burckhalter. Esteriliza a tu perro tan pronto como puedas.

Enseña al niño a respetar a los animales: Desde pequeños los seres humanos deben comprender el significado de proteger y respetar la vida de otras especies animales. Teniendo una mascota en casa esta labor puede facilitarse más.

Fuente: CNN, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.