[dropcap]L[/dropcap]a falta de acceso a la energía moderna en los países subdesarrollados provoca un millón y medio de muertes prematuras al año, más que la malaria, la tuberculosis y el VIH, según el informe de 2012 que hizo público recientemente el Observatorio de la Sostenibilidad de España (OSE).

La pobreza energética ocurre cuando un hogar tiene dificultades para asegurar un nivel de calefacción adecuado en la vivienda así como el acceso a otros servicios energéticos como la electricidad.

oladefrioeuropa23

Vulnerables a las bajas temperaturas

Según la Organización Mundial de la Salud, el estándar térmico adecuado en una vivienda es el que garantiza 21ºC en la sala y 18ºC en el resto de habitaciones, unos valores que no se cumplen en muchos hogares durante la temporada invernal. Una de las principales causas de incremento de las tasas de pobreza energética podría ser la cuestión pendiente del déficit de tarifa si se resuelve con un aumento de precios como el solicitado por los productores.

En esta línea, prescindir de calefacción y vivir con frío en los hogares puede ser la causa de enfermedades circulatorias, respiratorias o mentales, que van desde artritis o diabetes hasta enfermedades como parkinson o demencia, según recoge el informe de OSE.

El colectivo más vulnerable a la pobreza energética es el de las personas mayores de 65 años aunque también lo es el de los niños y los adultos discapacitados o con enfermedades crónicas.

Fuente: EFE, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.