Más de 700.000 animales han perdido la vida en Canadá, después de que lluvias torrenciales provocaron inundaciones y deslizamientos de tierra en la Columbia Británica (BC). Hasta el momento, el Ministerio de Agricultura de Columbia Británica anunció que han muerto 420 vacas lecheras, 12.000 cerdos y 628.000 aves. Además, se destruyeron 110 colmenas, matando a aproximadamente tres millones de abejas.

Esto excede en gran medida las predicciones originales del ministerio de varios miles de muertes de animales. La ministra de Agricultura, Lana Popham, describió la situación como «desgarradora» en una conferencia de prensa la semana pasada. “El trabajo de los agricultores, los voluntarios y las empresas para limpiar los establos y retirar a esos animales [fallecidos] sigue siendo extremadamente desgarrador. Solicito que la gente siga siendo empática y cariñosa en sus comentarios, ya que continúan haciendo este trabajo tan difícil”, dijo Popham.

Un escenario muy doloroso

Se espera que el número de muertes de animales aumente aún más, dado que 819 granjas aún están bajo órdenes de evacuación. El alcalde de Abbotsford, Henry Braun, dijo que 1,5 metros de agua inundaron la pradera de Sumas, que alberga 200.000 reses. “Muchos de esos terneros … con 1 m de agua encima, esos terneros se ahogaron. No pudieron sacarlos», dijo Braun.

Además, algunos animales que lograron sobrevivir serán sacrificados debido a lesiones. Se han establecido centros de donación para ayudar a proporcionar a los afectados alimentos para animales y otros suministros, en momentos en que se acerca el invierno. El Ministerio de Agricultura de Columbia Británica está trabajando junto con el gobierno federal para desarrollar un paquete de recuperación para los agricultores, con la esperanza de que les ayude a regresar al trabajo.

Pero cientos de hectáreas de cultivos han sido dañados por el evento climático extremo. Según The Guardian, hasta 283 hectáreas de cultivos de arándanos todavía están bajo el agua. “Aún estamos en el proceso de cuantificar las pérdidas, ya sean animales o vegetales, y esperamos afianzar esas cifras a medida que las aguas retrocedan», dijo Popham.

Casi 15.000 personas se vieron obligadas a abandonar sus hogares durante las inundaciones. Además, más de 4.000 propiedades aún están bajo órdenes de evacuación. Blake Shaffer es profesor de economía en la Universidad de Calgary en Alberta, Canadá. En Twitter, Shaffer advirtió que estas inundaciones demostrarán ser «fácilmente el desastre natural más costoso en la historia de Canadá».

Fuente: https://plantbasednews.org, Agencias


Recibe nuestro boletín de noticias ecológicas todos los días en Telegram a través de este enlace: https://t.me/masverdeperiodico

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.