Más de 60 entidades brasileñas enviaron una carta al nuevo secretario general de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE), Mathias Cormann, alertando sobre las políticas ambientales, de Derechos Humanos y lucha contra la pandemia del Gobierno de Jair Bolsonaro.

En el texto, las organizaciones apuntan que las actuales políticas ambientales y de protección de los Derechos Humanos «son incompatibles con lo que se espera de un país miembro de la OCDE y deben tomarse en consideración en un eventual proceso de adhesión de Brasil a la organización».

Avance del extractivismo poco regulado

A modo de ejemplo, las entidades citan dos proyectos de ley que se están tramitando actualmente en el Congreso Nacional: uno permite la minería, instalación de hidroeléctricas y explotación de gas y petróleo en tierras indígenas, y otro simplifica hasta el punto de desmontar los procesos para obtener los permisos de impacto ambiental.

La carta señala que un voto de confianza al Gobierno brasileño en este momento «sería un duro mensaje» a los que luchan por la defensa y la garantía de los derechos en el país y «perpetuaría la situación de ofensa a las normas internacionales sobre la protección del Clima, como el Acuerdo de París».

Entre las organizaciones que firman la carta a la OCDE están la Articulación de los Pueblos Indígenas de Brasil (APIB), la Comisión Pastoral de la Tierra, Conectas Derechos Humanos, Greenpeace Brasil y el Observatorio del Clima.

Fuente: https://mundo.sputniknews.com, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.