Más de 1.560 millones de máscaras ingresaron a los océanos en 2020, según un nuevo informe. El estudio que presenta una cifra tan alarmante ha sido publicado por la organización de conservación marina OceansAsia, con sede en Hong Kong, titulado “Máscaras en la playa: el impacto de covid-19 en la contaminación marina por plásticos”.

Para el estudio, el equipo rastreó la cantidad de máscaras faciales o tapabocas que aparecieron en una isla remota al sur de Hong Kong desde que comenzó la pandemia. “Aproximadamente seis semanas después de que el covid-19 golpeara Hong Kong, a fines de febrero, comenzamos a encontrar muchas máscaras”, dijo el Dr. Teale Phelps Bondaroff, director de investigación de OceansAsia.

Más de 6 mil toneladas adicionales de contaminación plástica

Para llegar al resultado, el informe utilizó una estimación de producción global de 52 mil millones de tapabocas fabricados en 2020, una tasa de pérdida conservadora del 3% y el peso promedio de 3 a 4 gramos para una mascarilla quirúrgica de polipropileno de un solo uso.

Según los hallazgos del informe, se estima que 1.56 mil millones de máscaras faciales podrían haber inundado los océanos en 2020, lo que significa entre 4.680 y 6.240 toneladas métricas adicionales de contaminación plástica marina. El informe afirma que estas mascarillas faciales de un solo uso están hechas de una variedad de plásticos soplados en fusión, incluido el polipropileno, que son difíciles de reciclar debido tanto a la composición como al riesgo de contaminación e infección.

Este plástico luego se descompone en microplásticos, lo que contamina y daña aún más el ecosistema marino y su vida silvestre. “Las 1.56 mil millones de máscaras faciales que han ingresado a nuestros océanos en 2020 están ahí a largo plazo. Permanecerán en el océano durante 450 años o más y se romperán en pedazos más pequeños”, dijo Bondaroff.

Algunas recomendaciones para frenar esta locura

Para hacer frente a la amenaza, el informe insta a las personas a usar máscaras reutilizables tanto como sea posible, desechar las máscaras correctamente y reducir su consumo general de plástico de un solo uso. También insta a los gobiernos a:

  • Implementar políticas diseñadas para fomentar el uso de máscaras reutilizables, como la publicación de pautas con respecto a la fabricación y el uso adecuados de máscaras reutilizables.

  • Fomentar la innovación y el desarrollo de alternativas sostenibles a las máscaras plásticas de un solo uso.

  • Evitar tirar los tapabocas en la calle, mediante el uso de multas y educar al público sobre las formas responsables de deshacerse de los mismos.

  • Reparar y mejorar los sistemas de gestión de residuos para reducir pérdidas y derrames.

“Es fundamental que trabajemos para reducir nuestro uso de plásticos de un solo uso, y todos tenemos un papel que desempeñar”, dijo Bondaroff. “Existen opciones reutilizables y sostenibles para casi todos los artículos de plástico de un solo uso. Use una mascarilla reutilizable, a menos que sea absolutamente necesario, y asegúrese de desechar todas las mascarillas de forma responsable”.

100 mil animales marinos mueren por la contaminación plástica

A pesar de la gran afluencia de máscaras faciales, el informe señaló que esto era solo una pequeña fracción de las 8 a 12 millones de toneladas métricas estimadas de plástico que ingresan a nuestros océanos cada año. Al comentar sobre la situación, Gary Stokes, Director de Operaciones de OceansAsia, dijo: “Las preocupaciones por la higiene y una mayor dependencia de la comida para llevar ha forzado a un mayor uso de plásticos, particularmente envases de plástico”.

“Mientras tanto, una serie de medidas diseñadas para reducir el consumo de estos materiales, como la prohibición de bolsas de plástico de un solo uso, se han retrasado, pausado o revertido”. Añadió que “la contaminación por plásticos marinos está devastando nuestros océanos”.

“La contaminación plástica mata aproximadamente 100.000 mamíferos marinos y tortugas, más de un millón de aves marinas e incluso un mayor número de peces, invertebrados y otros animales cada año. También tiene un impacto negativo en la pesca y la industria del turismo, y le cuesta a la economía mundial un estimado de $13 mil millones de dólares por año”, concluye el ambientalista.

Fuente: https://www.totallyveganbuzz.com/, Agencias


Recibe nuestro boletín de noticias ecológicas todos los días en Telegram a través de este enlace: https://t.me/masverdeperiodico

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.